Un tercio de quienes necesitan radioterapia no la recibe

La sociedad médica de la especialidad calcula que faltan 77 unidades y 155 profesionales

La situación de la radioterapia no mejora. Entre el 20% y el 30% de los pacientes que necesitan este tratamiento no lo está recibiendo, según los cálculos de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) con motivo del Día Mundial del Cáncer que se conmemora este miércoles. Las causas son varias. La primera, indica Pedro Lara, presidente de la sociedad, es que en España hay 5,3 equipos por millón de habitantes, cuando el mínimo recomendado es 8. Ello quiere decir que para llegar a cubrir toda la demanda harían falta 77 unidades más. Y esos dispositivos deben ir acompañados de personal: 155 profesionales. La situación está enquistada. En 2013, un informe de la misma sociedad fijaba en 5,4 la tasa de equipos por millón de habitantes.

En números absolutos, se calcula que actualmente hay 248 equipos de radioterapia. En 2013 eran 236. El aumento, sin embargo, no ha reducido la tasa de los aparatos que tienen más de 10 años y que, por tanto, los especialistas consideran obsoletos. Este año son 87 (el 35%); hace dos eran 77 (el 33%) entre viejas y anticuadas. Esto "supone una importante limitación a la adecuada asistencia oncológica. Esta situación va in crescendo y, en el 2020, España se encontrará entre los países europeos con mayores necesidades en este sentido, debido al envejecimiento poblacional, lo que a su vez conlleva un aumento en la incidencia del cáncer", advierte la SEOR.

La falta de equipos o de aparatos modernos tiene varias consecuencias para los pacientes, advierten los facultativos. La primera, que se pueden retrasar tratamientos o intentar dar otras alternativas menos eficaces para evitar las listas de espera que se forman. La segunda, que reciben sesiones más agresivas y menos precisas que las que se les podrían dar si se usaran equipos más modernos, que normalmente son más exactos y tienen menos efectos adversos.

Los médicos admiten que comprar nuevos equipos puede suponer un importante coste inicial, pero afirman que, dado que una vez comprado tiene una vida de 10 años, el coste medio por paciente del equipamiento completo (la máquina y el sitio protegido donde mantenerla) es de solo 1.000 euros por paciente. Ante esta situación, los especialistas reclaman que se llegue cuanto antes a una tasa de 7 aceleradores por millón de habitantes, y obligar a su retirada cuando cumplan 10 años.

Más información