Selecciona Edición
Iniciar sesión

Euskadi espera al nuevo Gobierno para activar juntos un plan de desarme

El secretario de Paz lamenta que la tardanza en conformar Ejecutivo "retrasa" el final de ETA

Jonan Fernández, secretario de Paz del Gobierno vasco, este miércoles.

El Gobierno vasco se mantiene a la espera de la formación del Ejecutivo central para presentarle sus propuestas para el desarme de ETA y la reinserción de los presos de la banda terrorista que permitan alcanzar "un final ordenado de la violencia". El secretario de Paz del Ejecutivo autonómico, Jonan Fernández, ha lamentado este miércoles que el retraso en el proceso de investidura tras las elecciones del 20-D esté dilatando en exceso la apertura de una fase de colaboración con Madrid que asiente en Euskadi un marco de convivencia.

Fernández ha hecho un balance "positivo" del segundo semestre de 2015 del Plan de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, cuyos principales hitos para el próximo verano será la tramitación de la ley de reparación de víctimas no reconocidas y la celebración de tres actos de reconocimiento a víctimas, todos enmarcados en la capitalidad cultural europea San Sebastián 2016.

Más de cuatro años después del cese definitivo de la lucha armada de ETA, decretado en octubre de 2011, el Ejecutivo de Iñigo Urkullu quiere implicar al nuevo Gobierno de España en un plan de desarme de la banda que debe ser "verificable, incondicional, total, irreversible y definitivo", que certifique la desaparición de la organización terrorista. La falta de interlocución y de sintonía entre Urkullu y Mariano Rajoy sobre esta materia ha sido uno de los obstáculos que ha impedido lograr avances en el proceso final de entrega de armas de ETA.

El Gobierno vasco asegura tener preparada una propuesta, "a falta de ultimarse", que podría desatascar el desarme que aún sigue pendiente. Fernández ha ratificado su intención de entregar dicho plan al futuro Gobierno de España, pero ha reconocido que la demora en su conformación mantiene bloqueado cualquier avance en esta materia y en la política penitenciaria. Tras constatar que durante el último mandato del PP "no ha sido posible" acordar nada sobre estos dos asuntos, el secretario vasco de Paz ha confiado en que estos temas figuren en la "agenda" del nuevo Ejecutivo, sea este del color que sea. Si es así, el Gobierno vasco "estará dispuesto a colaborar o incluso coliderar un esfuerzo internacional en materia de desarme, si es para su carpetazo definitivo", como ya expuso en octubre pasado.

Tres homenajes a víctimas en el marco de la capitalidad cultural europea San Sebastián 2016

Los presos de la banda

Sobre los reclusos de la banda, el plan del Gobierno autonómico plantea, en línea con lo defendido en los dos últimos años, "recuperar, desde principios legales y humanitarios, el estado de normalidad penal y penitenciario para orientarlo a la reinserción y la convivencia". El gabinete de Urkullu señala, en la propuesta que quiere remitir al nuevo Gobierno, que continuará reclamando "tanto el fin de la dispersión como de los vetos colectivos que impiden a los presos optar a los beneficios penitenciarios individuales o transitar por las vías legales de reinserción y resocialización".

El tercer vector del proceso de paz, en el que el Gobierno vasco incidirá durante este curso político, se refiere a la necesidad de "promover la reflexión autocrítica" sobre las violaciones de derechos humanos ocurridas en el pasado, una asignatura que la izquierda abertzale no ha superado completamente, según la Secretaría de Paz.

Con el objetivo de abordar el "inicio renovador de la convivencia", Jonan Fernández ha anunciado más estudios e investigaciones que clarifiquen el fenómeno del terrorismo y la violencia en Euskadi. También ha adelantado que durante este semestre se celebrarán tres homenajes a víctimas. El primero, el próximo 20 de febrero, a las personas que sufrieron "violencia de motivación política" entre 1960 y 1978. El siguiente será el 11 de marzo en reconocimiento a las víctimas del terrorismo. Y el 7 de mayo se rendirá recuerdo a víctimas del franquismo.