Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Sánchez elige un equipo moderado para negociaciones difíciles

Antonio Hernando, Rodolfo Ares, José Enrique Serrano y Jordi Sevilla, puntales del diálogo

Pedro Sánchez es aplaudido por su grupo parlamentario, hoy en el Congreso. ULY MARTÍN / ATLAS

El equipo elegido por Pedro Sánchez para la negociación con otras fuerzas políticas para tratar de tejer una mayoría parlamentaria se caracteriza por su experiencia en manejar asuntos complejos. A la cabeza estará el portavoz parlamentario, Antonio Hernando, junto al político vasco Rodolfo Ares, mano derecha durante muchos años del actual presidente del Congreso, Patxi López, y uno de los muñidores del acuerdo de Gobierno entre socialistas y populares en el País Vasco. Actualmente es una persona de confianza de Pedro Sánchez. 

José Enrique Serrano, siempre presente en las negociaciones de Estado de todos los presidentes de Gobierno socialistas así como de los secretarios generales del PSOE, será otro de los negociadores. Serrano, director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno con los presidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, no salió diputado en la lista por Madrid, pero forma parte del grupo de constitucionalistas que nombró Pedro Sánchez.

El equipo continúa con Meritxell Batet, coordinadora del programa electoral y secretaria de Estudios y Programas de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, además de la responsable de Política Social del partido; María Luisa Carcedo, diputada en el Congreso por Asturias entre 2004 y 2015 y actualmente senadora por designación autonómica; y el portavoz económico en el programa electoral, Jordi Sevilla, que, entre 2004 y 2007, fue ministro de Administraciones Públicas en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

La cara visible será Antonio Hernando, que será el portavoz del equipo negociador y que lleva en la Cámara baja desde 2004. Sin embargo, el papel de Ares, que fue Consejero de Interior en 2009 con Patxi López como lehendakari, y Serrano serán fundamentales por su experiencia en deshacer nudos en situaciones de gran complejidad como han sido la política antiterrorista con programas de regeneración democrática, hayan llegado o no a buen término.

Todos ellos tienen un perfil político moderado, aunque se equilibrará con el marcado carácter de defensa de políticas sociales públicas que encarnará María Luisa Carcedo. El responsable económico, Jordi Sevilla, defenderá políticas socialdemócratas, pero con exquisito cuidado para no poner en peligro la estabilidad presupuestaria. Todos ellos han estudiado con detenimiento tanto los programas de Ciudadanos como de Podemos y consideran factible alcanzar acuerdos. Los programas no deberían ser, en principio, los aspectos más difíciles de la negociación.

Más información