Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Pedro Sánchez cierra sus primeros contactos con Podemos y PNV

El líder del PSOE se reunirá hasta el sábado con los grupos que considera que pueden apoyarle

Pedro Sánchez, tras reunirse con su grupo parlamentario en el Congreso. Uly Martín

Después de recibir el encargo del Rey para tratar de formar Gobierno, la primera reunión de Pedro Sánchez ha sido con la comisión permanente del PSOE, con todos sus miembros afines, y con los diputados y senadores elegidos el pasado 20 de diciembre. A ellos les ha querido transmitir el contenido básico del plan de negociación que planteará a las fuerzas políticas con las que este miércoles por la tarde empezará el diálogo. Sánchez, que ha sido recibido por los parlamentarios socialistas con un aplauso sostenido y con todos puestos en pie, además de dirigirse a ellos ha querido dejar un mensaje a la sociedad. "Quiero enviar un mensaje de confianza a la sociedad española porque se puede gobernar desde la moderación y el diálogo", a lo que ha añadido "responsabilidad y convicciones".

Pedro Sánchez ha intentado disipar el temor que puede despertar el comienzo de negociaciones con distintas fuerzas políticas, sobre todo con Podemos, antes de que empiece el diálogo. El líder socialista ha asegurado que se reunirá hasta el sábado con las formaciones que cree que pueden apoyar su investidura. Durante su comparecencia no han sido mencionados los nacionalistas vascos y catalanes (Bildu, ERC y DL), ni el PP.

La intención de Sánchez ha sido seguir el orden de citas de menor a mayor, pero por problemas de agenda no será así en sentido estricto. La ronda empieza en la tarde de este miércoles con Nueva Canarias, seguido de Coalición Canaria, Unidad Popular (IU) y Compromís. El jueves a las 11.00, la entrevista será con Albert Rivera, de Ciudadanos, y el viernes con Pablo Iglesias, de Podemos. El sábado se verá con representantes del PNV. Los contactos para cerrar la agenda continúan. En las primeras reuniones Sánchez encabezará las delegaciones aunque no necesariamente estará en todas, según señalan en el equipo socialista.

El catálogo de asuntos que van a proponer a sus interlocutores se basa en el programa electoral del PSOE ,con énfasis en el empleo, las políticas sociales y el cambio constitucional para avanzar hacia una España federal. “Nos preguntan, y es lógico, con quién vamos a pactar, pero nuestra respuesta es para qué y en eso es en lo que vamos a estar”, ha señalado el líder socialista.

La reducción de la tasa de desempleo ha sido el primer objetivo que ha citado, pero, a continuación, ha defendido "la pertenencia a la zona euro y el cumplimiento de los objetivos de déficit y la estabilidad presupuestaria". Esta línea maestra va dirigida especialmente a los sectores que sienten un resquemor especial por las posibles propuestas de Podemos que puedan poner en peligro los compromisos con Bruselas. Es más, Pedro Sánchez ha criticado al PP "por haber incumplido esos objetivos todos los años de su mandato", además de elevar de forma desmesurada la deuda pública.

Equilibrio presupuestario, pero también políticas sociales. En este terreno la pieza más preciada de su programa ha sido la introducción de un Ingreso Mínimo Vital que el PSOE va a proponer a sus interlocutores, así como un empuje a la desvanecida ley de ayuda a la dependencia. La regeneración democrática es el siguiente capítulo para culminar estos grandes trazos con los que poner los diques para que “España no se rompa”. Nunca ha pasado con un Gobierno socialista "que hubiera declaraciones de independencia como sí ha ocurrido con los Gobiernos de José María Aznar y Mariano Rajoy", ha señalado en referencia al Plan Ibarretxe en el País Vasco y ahora a Cataluña.

Un camino "apasionante" es el que ahora empieza Sánchez, al que invita a todos los suyos. "Os necesito", ha dicho a sus parlamentarios. "Cuando veáis desplantes, arrogancia y demandas inasumibles, responded con respeto por respeto a los ciudadanos". Él, dice, se compromete a tratar de alcanzar esa mayoría parlamentaria con toda su "dedicación e ilusión".

"Diálogo sesgado"

ERC ha acusado este miércoles a Pedro Sánchez de entablar un "diálogo sesgado" al excluir a este grupo parlamentario catalán de su primera ronda de contactos para formar Gobierno, informa Francesco Manetto. "La película que presenta Pedro Sánchez se podría titular Comienza el diálogo. Pero ese diálogo es sesgado", ha afirmado Gabriel Rufián, portavoz de Esquerra en el Congreso, quien ha asegurado que "las puertas de ERC están abiertas a todo el mundo". Preguntado sobre la posibilidad de que su formación se abstenga en la sesión de investidura, facilitando así un Gobierno de Sánchez, Rufián se ha remitido al "mandato del 27-S" y ha señalado que la condición para llegar a un entendimiento "es el respeto a la plena soberanía del pueblo de Cataluña". "Lo que le puede más a ERC es el pueblo de Cataluña. Eso es lo que venimos defendiendo. Hace mucho tiempo que el PP y el PSOE vienen siendo lo mismo", ha opinado en relación con el encaje de esa comunidad en España.

Garzón acudirá con Cayo Lara

ELSA GARCÍA DE BLAS

El diputado de Unidad Popular- Izquierda Unida, Alberto Garzón, irá al encuentro de esta tarde con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, con el coordinador general de la coalición, Cayo Lara. La cita es a las 17.30 en las dependencias del Grupo Parlamentario socialista, según ha informado el partido. Tras el encuentro y a las 18.30, aproximadamente, los dirigentes de IU comparecerán en rueda de prensa. Garzón ha decidido acompañarse hoy de Lara, líder del partido pero que está previsto que deje su cargo en la asamblea federal que IU celebrará en el próximo mes de mayo. Lara no es diputado y no fue en las listas de la coalición al Congreso. En la coalición apuntan que la de hoy es una primera toma de contacto con el PSOE y no el comienzo de las negociaciones, por eso no acuden con el que sería su equipo negociador, que aún está por definir. IU se ha mostrado favorable a participar en un acuerdo de Gobierno progresista y su dirección aprobó un documento base con 16 medidas para negociar, entre las que destacan la subida del salario mínimo un 20% en 2016, una reforma electoral o la constitución de una comisión parlamentaria sobre corrupción y financiación ilegal de los partidos políticos.

Más información