Detenido en Madrid el Carbonero, un buscado asesino colombiano

El arrestado tenía una orden internacional de detención por su implicación en 14 asesinatos

El Carbonero, como conocen al jefe de los narcos matones de Armenia (Quindío, Colombia), no se lo pensó dos veces. Se compró un billete de avión con destino a Madrid en cuanto supo que la Fiscalía iba a ordenar una orden de detención por los 14 asesinatos que pesaban a sus espaldas, dos de ellos en grado de tentativa. A sus 38 años, el hombre que no dudaba en apretar el gatillo ante cualquiera que quisiera arrebatarle su dominio en "una olla" --los barrios marginales donde se compra y vende droga--, el compañero de batallas de el Nené (otro sicario también detenido en Madrid en 2012), se instaló en una casita del barrio de Tetuán de la capital de España en el mes de octubre pasado. Y ahí ha permanecido hasta que el pasado 29 de enero los agentes del Grupo de Organizaciones Criminales Transnacionales, de la Brigada Central de Crimen Organizado (UDYCO) le pusieron las esposas.

El cabecilla de la organización criminal conocida como La Oficina, "no puso resistencia", aseguran los investigadores, que le venían siguiendo los pasos desde pocos días después de su aterrizaje en la ciudad y que mantenían contacto permanente con las autoridades colombianas, a la espera de la llegada de la orden de detención internacional emitida por Interpol. El Carbonero, convivía con otros compatriotas en ese barrio de Madrid , pero había tomado la precaución de domiciliarse en otro lugar. "No se le conoce actividad laboral alguna, suponemos que vivía de las rentas", señalan los investigadores.

La Fiscalía colombiana le atribuye haber ordenado el asesinato de al menos 14 individuos pertenecientes a otras bandas de narcotraficantes para conseguir el monopolio del mercado. Por estos motivos, la Fiscalía XV Seccional de Armenia-Quindio, de Colombia, emitió una orden internacional de detención.

En las próximas semanas será extraditado a Colombia con objeto de ser juzgado en ese país. La operación la han llevado a cabo agentes del Grupo de Organizaciones Criminales Transnacionales, de la Brigada Central de Crimen Organizado —UDYCO Central— perteneciente a la Comisaría General de Policía Judicial en colaboración con la Dirección de Investigación Criminal e INTERPOL (DIJIN) de la Policía Nacional de Colombia.