Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

España duplica en solo tres años los donantes de médula ósea

El registro supera los 200.000 inscritos, según la Organización Nacional de Trasplantes

Tres años le han bastado a España para duplicar el número de inscritos en el Registro de Donantes de Médula Ósea: se ha pasado de los 107.003 de 2012 a los 207.572 de 2015, según los datos presentados este martes por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). Un alza que significa que, durante los tres últimos años, cerca de 100 personas se han sumado cada día a esta base de datos de voluntarios. "El ritmo de crecimiento ha permitido superar con creces las expectativas iniciales", ha recalcado Rafael Matesanz, director de la ONT. Las autoridades sanitarias no preveían alcanzar esta cifra hasta finales de 2016.

Pero dicho objetivo ya se ha cumplido. Entre otros motivos, según ha explicado el Ministerio de Sanidad, a raíz de la implantación en 2013 de un Plan Nacional de Médula que ha permitido centrar la campaña de captación de donantes en grupos de población concretos y multiplicar así por seis el número de inscritos mensuales —en 2011, se apuntaban algo más de 500 personas cada 30 días, frente a las 3.000 de 2015—. "Además, hemos dirigido nuestros esfuerzos hacia los jóvenes y hemos conseguido reducir la edad media de los registrados", ha apostillado Matesanz, que ha añadido: "Es un colectivo más preferible, ya que pueden estar más tiempo [en esta base de datos]".

En España, el 91,2% de los pacientes encuentra un donante de médula ósea o cordón compatible. Y lo consiguen en un tiempo medio de 36 días, según las cifras de la ONT. En el 8,8% de los casos restantes se recurre al trasplante haploidéntico: es decir, de un donante familiar compatible al 50% con el receptor. "De los 769 pacientes en búsqueda en 2014, 700 lograron el objetivo. El resto siguió buscando un donante al año siguiente y, probablemente, lo halló", ha insistido Matesanz, que confía en que el registro llegue a sumar más de 400.000 personas para 2020.

"Abaratar" el proceso

El 91% de los pacientes españoles encuentran un donante de médula

La ampliación de voluntarios apuntados a esta base de datos permite encontrar antes a un posible donante y "abaratar" el proceso, según ha recalcado José Luis Díez, presidente del Grupo Español de Trasplantes Hemopoyéticos (GETH): "Antes había que ir a buscar los trasplantes a Melbourne (Australia) o París (Francia). Ahora, el 12% se encuentran en España". En 2012, ese porcentaje apenas era del 4%. "Estos datos demuestran que cuando las cosas se explican de forma razonable, la gente colabora a muy buen ritmo", ha incidido Matesanz, en referencia a un país líder en la materia. El pasado año se contabilizaron 39,7 donantes por millón de habitantes y 4.769 trasplantes.

Con el objetivo de avanzar en la asistencia a los pacientes que requieren este tipo de intervención, la ONT también ha sellado un acuerdo con las comunidades autónomas para crear la figura del coordinador hospitalario para los trasplantes de médula ósea y de sangre de cordón umbilical en aquellos centros que realizan trasplantes de donantes no emparentados. Una práctica que se desarrolla en 30 hospitales de 12 comunidades. "Era una aspiración histórica para optimizar estas técnicas", ha señalado José María Moraleda, presidente de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia.

Plan Nacional de Médula

El trasplante de médula ósea, es decir, de células madre sanguíneas, se emplea para curar distintos tipos de enfermedades, especialmente las que afectan a la sangre como las leucemias, linfomas, mielomas y aplasia medular. La ONT puso en marcha el Plan Nacional de Médula con el objetivo de aumentar el número de donantes de este material biológico, tras un encontronazo con la fundación alemana DKMS en 2011, cuando este organismo organizó en Avilés (Asturias), sin permiso de la ONT ni las autoridades sanitarias locales, una campaña para conseguir un donante de médula para un habitante de la ciudad.

"Hoy se puede afirmar, sin ninguna duda, que para todos aquellos pacientes que necesiten un trasplante de médula vamos a encontrar un donante excelente y a tiempo. Esto hace innecesario cualquier teatro que a veces se monta para buscar un donante llamando a la conmiseración y a la piedad [de los ciudadanos]", ha concluido José Luis Díez.

Más información