Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Todos los grupos, cerca del primer pacto en el Congreso

PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos buscan un acuerdo para la Presidencia de las comisiones

Con la prevención necesaria en la inestable legislatura que se inicia, los cuatro principales partidos están cerca de lograr el primer pacto en el Congreso: la distribución de las presidencias de las comisiones. PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos seguían negociando en el momento de cerrar esta edición y seguirán este martes con voluntad de acuerdo tras los desencuentros del inicio de legislatura. En el pacto también se integrarán los partidos nacionalistas que tradicionalmente también presiden comisiones importantes.

Esta vez PP, PSOE y Ciudadanos sí parecen dispuestos a pactar con Podemos en el Congreso de los Diputados las presidencias de las comisiones, pero las negociaciones no están aún cerradas. Si fuera así sería el primer acuerdo de todos en el arranque de legislatura. Tras la exclusión del partido de Pablo Iglesias del acuerdo para la Presidencia y la Mesa de la Cámara, la decisión sobre la creación de grupos parlamentarios y la distribución física de los escaños en el Hemiciclo, esta vez los cuatro grupos aseguran que intentan buscar un acuerdo de todos. Al menos, eso es lo que aseguran los responsables de PP, PSOE y Ciudadanos. No obstante, el acuerdo no estará cerrado hasta hoy martes y este lunes seguían negociando entre todos los partidos para asignar las presidencias de las comisiones parlamentarias.

La distribución de las presidencias se hace por consenso y deben elegirse en cada una de las comisiones, con voto ponderado y de forma proporcional al conjunto de escaños de cada uno. Es decir, teóricamente, sería posible también que los tres partidos dejaran fuera a Podemos o que le asignaran comisiones menores. De hecho, el partido de Pablo Iglesias afrontó el inicio de las conversaciones con el temor de que se repitiera esa situación de exclusión que ha marcado el arranque de la legislatura en el Congreso y el Senado.

Reticencias a cambiar los escaños

PP, PSOE y Ciudadanos mantienen serias reticencias a acordar el cambio de la situación en el hemiciclo de Podemos aprobada por la Mesa del Congreso la pasada semana.

El partido de Pablo Iglesias presentó una propuesta alternativa a la situación asignada en la parte alta del Congreso que hoy será estudiada en la Mesa.

No obstante, varios miembros de la Mesa explican que la decisión no es recurrible y, por tanto, el órgano de gobierno de la Cámara no admitirá ningún recurso.

La única posibilidad de reconsideración sería un acuerdo de todos los grupos para cambiar el acuerdo previo. Fuentes del PP y de Ciudadanos explicaron a este periódico que, salvo cambio, no apoyarían esa rectificación. El partido de Albert Rivera no comparte la propuesta alternativa de Podemos por la ubicación que daría a ERC y los populares se niegan a cambiar la asignación que nació de una propuesta del PSOE.

Esos cargos tienen una primera ventaja como es la económica, y la segunda es la posibilidad de moderar los debates o manejar los ritmos de convocatoria para comparecencias de altos cargos o discusión de leyes. Los presidentes disponen de unos gastos de representación de 1.431,31 euros; los vicepresidentes de 1.046,48 euros y los secretarios de comisión de 697,65 euros. En las negociaciones se discute el número de presidencias y también el peso de las comisiones que se presiden. Por ejemplo, Ciudadanos ha planteado que aspira a presidir tres comisiones y Podemos a cuatro, de la veintena aproximada que se constituirán.

También es importante qué comisión preside cada uno. Por ejemplo, esta legislatura será fundamental la Comisión Constitucional si se aborda una reforma de la ley fundamental y si se acepta estudiar la modificación del sistema electoral. El PP ya ha dejado claro en las conversaciones que la presidencia de esa comisión se la reserva y puede hacerlo con sus escaños. Ese es el principal escollo, el de las comisiones concretas, porque, por ejemplo, Podemos pedía Exteriores y se ofrecían otras de aparente menor calado político como Cambio Climático.

De los 43 diputados que integran cada comisión, 15 serán del PP, 11 del PSOE, 8 de Podemos y 5 de Ciudadanos, mientras que ERC, Democràcia i Llibertat (DL), PNV y el grupo mixto tendrán un miembro cada uno. En cada comisión se elige un presidente, dos vicepresidentes y dos secretarios con una fórmula idéntica a la que se utilizó para la Presidencia y la Mesa del Congreso.

Pablo Iglesias aseguró en rueda de prensa en el Congreso que aspira a que se tenga en cuenta la proporcionalidad pura. "Estamos en plena negociación y esperamos presidir las comisiones que nos corresponda proporcionalmente a los votos obtenidos”, dijo.

La creación de esas comisiones ha dado lugar a la protesta de Alberto Garzón, diputado de Izquierda Unida. Al rechazársele la posibilidad de tener grupo parlamentario propio, los dos diputados de IU se han integrado en el Grupo Mixto que tendrá solo un representante en cada comisión. Eso quiere decir que Garzón participará de muy pocas comisiones, porque deberá repartir sus tiempos con el resto del Grupo Mixto.

En principio, la Mesa rechazará este martes su petición de duplicar el número de diputados del Mixto en cada comisión, según fuentes del PP, el PSOE y Ciudadanos.

Más información