Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

En Comú Podem rechaza una alianza entre PSOE, Ciudadanos y Podemos

"Sánchez tendrá que escoger entre Rivera o nosotros", asegura Xavier Domènech

El portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, después del encuentro con Felipe VI./ EL PAÍS VÍDEO

En Comú Podem, la alianza catalana de Podemos, con 12 escaños, rechaza una posible alianza entre PSOE, Ciudadanos y Podemos y sus socios y obliga al PSOE a decantarse entre el partido de Albert Rivera y el de Pablo Iglesias. "El PSOE tendrá que escoger entre Ciudadanos, que sigue el camino a la gran coalición, o Podemos y sus confluencias", ha asegurado este lunes en el Congreso el portavoz de En Comú, Xavier Domènech, en una comparecencia tras reunirse con el Rey. Domènech ha subrayado que Ciudadanos y Podemos son opciones "antitéticas" y ha descartado cualquier entendimiento con el partido de Rivera: "Difícilmente podremos nunca compartir nada". La posibilidad rechazada por En Comú también ha encontrado —hasta ahora— la negativa de Ciudadanos, que viene manifestando que no formará parte de ningún acuerdo que implique un pacto con Podemos.

El portavoz de la candidatura socia de Podemos ha descartado formar parte de esa posible coalición, pero extiende su rechazo también a una eventual alianza entre el PSOE y Ciudadanos, un hipotético Gobierno del que ellos se declaran "incompatibles" y votarían "no". Domènech ha citado las políticas de Ciudadanos respecto a la violencia de género (el partido quiere quitar la agravante por género), su política económica y el debate territorial como las cuestiones que les imposibilitan cualquier acuerdo. En Comú también se aparta la "gran coalición implícita o explícita", esto es, un acuerdo de PP, PSOE y Ciudadanos.

La alianza catalana ha presentado a Felipe VI, a cambio, su propuesta de un Gobierno de coalición entre Podemos y sus alianzas, el PSOE e Izquierda Unida, y para el que ha planteado tres ejes de diálogo. El primero, un eje de derechos sociales, políticas de igualdad y política fiscal, que incluya medidas como la derogación del artículo 135 de la Constitución, de las reformas laborales de PP y PSOE, de la LOMCE y de la reforma energética del PP. Un segundo eje de "plurinacionalidad", en el que figura inequívocamente el "derecho a decidir" de Cataluña, a través de un referéndum por la vía del artículo 92 de la Constitución y de la Ley orgánica 2/1980. Y el "reconocimiento de la realidad plurinacional del Estado" con "modificaciones constitucionales que reconozcan plenamente la existencia de diversas naciones en pie de igualdad en el marco del Estado", señala el documento de propuesta de En Comú.

Los tres ejes de diálogo que propone En Comú con el PSOE

En Comú Podem ha presentado públicamente un documento con los tres ejes de diálogo a desarrollar para un posible acuerdo con el PSOE e Izquierda Unida. Son estos:

1. Derechos sociales, políticas de igualdad y política fiscal.

- Plan de rescate ciudadano con asunción de las cinco condiciones de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca sobre los desahucios, derecho a la vivienda y pobreza energética. Renta garantizada. 

-Renegociar los objetivos de déficit con la Comisión Europea, eliminación del artículo 135 de la Constitución.

- Derogación de las reformas laborales e igualación del salario mínimo interprofesional con el 60% del salario medio.

- Pensiones indexadas con el IPC y jubilación a los 65.

- Derogación de la LOMCE y nueva ley educativa.

- Derogación de la reforma energética del PP.

- Reforma fiscal con un nuevo impuesto sobre los beneficios bancarios, nuevos tramos del IRPF para las rentas altas, nuevo impuesto de sociedades, revisión de las SICAV.

2. Plurinacionalidad.

- Modificaciones constitucionales que reconozcan la existencia de diversas naciones en pie de igualdad en el marco del Estado. Blindaje de los derechos culturales y lingüísticos.

- Derecho a decidir. Referéndum en Cataluña vía el artículo 92 de la Constitución y la Ley Orgánica 2/1980.

3. Rearticulación democrática.

-Cambio constitucional con un referéndum vía el 92 de la Constitución sobre la necesidad de iniciar esa reforma.

- Derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana permitir revocatorios de cargos públicos.

- Revisar los aforamientos, prohibición de las puertas giratorias, revisión de la Ley de Financiación de los Partidos Políticos.

Por último, un eje de "medidas de rearticulación democrática" en el que se llevara a cabo un cambio constitucional, la derogación de la llamada Ley Mordaza y la eliminación de los "privilegios" de los cargos públicos y medidas contra la corrupción.

En Comú cree que el acuerdo con el PSOE es posible, incluso después de las manifestaciones de los líderes regionales socialistas en el Comité federal de este fin de semana, en el que se mostraron muy críticos con Podemos. "Si empezamos a trabajar en el lenguaje de las grandes alternativas y no en el de las grandes reticencias podremos avanzar", ha destacado Domènech, que también ha mencionado la consulta a la militancia del PSOE que anunció Pedro Sánchez como un elemento positivo para el pacto. Al mismo tiempo, a pesar de que tanto ERC como Democracia i Llibertat han anunciado su "no" a ese posible Ejecutivo conjunto PSOE- Podemos, Domènech entiende que los independentistas no podrán negar su apoyo a un Gobierno que reconociera el derecho a decidir. "Nosotros estamos en la misma postura que ERC con el derecho a decidir", ha abundado. "Difícilmente no encontrará apoyos en estos partidos un Gobierno que lo reconozca".

El portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, señalado por Pablo Iglesias para una posible la cartera de "Plurinacionalidades", ha hablado con el Rey sobre la dificultad de la situación. “El Rey”, ha señalado, “hace frente a una situación compleja”. Desde su punto de vista “republicano”, Domènech ha considerado que al jefe del Estado “hay que ir con los deberes hechos”, es decir, los partidos que están en disposición de aspirar a formar gobierno tenían que haber abierto el diálogo previamente para “explorar dónde pueden llegar sus ofertas a otras formaciones para luego llevarlas al Rey”.

En ese sentido, el representante de En Comú Podem ha planteado la situación que podría darse en el caso de que Sánchez no consiguiera los votos necesarios para poder formar gobierno: “¿Se presentaría igualmente a la investidura?”. “Por eso habría que haber empezado antes las conversaciones”, ha justificado. En su opinión, primero Rajoy con la renuncia y luego Sánchez alterando el orden del proceso, le han complicado las cosas a Felipe VI: “Al Rey se lo han puesto difícil porque asume un riesgo”.

Respecto a la necesidad de buscar resquicios jurídicos o políticos para desbloquear el proceso en caso de que nadie se quiera presentar a la investidura, Domènech se ha mostrado contrario. “El liderazgo político se demuestra afrontando retos. Las urnas ya han hablado y ahora hay que construir alternativas, no pensar en cómo nos hacemos el harakiri”, ha zanjado.

Más información