Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Susana Díaz exige a Iglesias respeto al PSOE y a sus militantes

La presidenta reprocha a Sánchez que no defendiera a Felipe González

Susana Díaz, presidenta de Andalucía y del PSOE-A, la mayor federación socialista, ha arremetido este sábado durísimamente contra Pablo Iglesias tanto a su llegada al comité federal que se celebró en Ferraz como puertas adentro. Si en público se mostró "cansada" de escuchar al líder de Podemos "hablar, interferir y meterse con dirigentes del PSOE" y "arrogarse ser el portavoz de lo que piensan los militantes socialistas", en su intervención en el Comité le tildó de "trilero". Las formas y los términos en que el líder de Podemos ofreció la semana pasada formar gobierno a Pedro Sánchez tras su encuentro con el Rey irritó en Ferraz y entre los líderes territoriales. Díaz le exigió "respeto".

"Se ha metido en una avioneta a tirar octavillas a nuestros militantes, [dice] que traicionamos a los votantes socialistas y ha tenido el descaro y el desahogo de llevar una semana insultando al presidente que nos metió en la modernidad de España. Hoy he echado en falta que además de ser respetuosos exigiéramos el respeto hacia Felipe González, del que me siento orgullosa. ¿Me da confianza alguien que hace eso para poder formar un gobierno conjunto? Ha dicho que va a haber dos gobiernos y que él nombra sus ministros. Si ese es el Gobierno, no lo veo", afirmó.

Frente a las dudas que despierta Podemos en Díaz y los principales barones socialistas, la política sí se mostró más confiada en un pacto con Ciudadanos, partido determinante para que fuera investida presidenta regional. "Hay 11 millones que han votado cambio, incluiría a Ciudadanos", indicó. De hecho, en su entrada al Comité ya calificó como "un buen acuerdo" el que mantiene con la formación de Albert Rivera.

Díaz también se mostró contundente en su defensa de la unidad de España y el rechazo al proceso de autodeterminación que defiende Podemos para Cataluña. "No me vale el vamos a mirar a izquierda y derecha. Yo no admitiría el voto de aquellos independentistas que ponen en cuestión la unidad. Si ese es el peaje, no me valdría", trasladó.

"El 20-D el PSOE no hizo historia, sacó el peor resultado de la historia", subrayó la presidenta de Andalucía, en contraposición a los términos en que se expresó Sánchez la noche de las elecciones generales. "Es verdad que con un escenario distinto, pero no conseguimos ganarle a un partido que se llevó la dignidad de la gente, los derechos de las mujeres y la corrupción. ¿Por qué nos ganó un partido así? Autocrítica. Si el PP nos ganó en estas circunstancias no estábamos en el camino correcto", abundó la dirigente.