Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Dimite un alto cargo del Gobierno andaluz tras su imputación en los ERE

El viceconsejero de la Consejería de Igualdad, Juan Jesús Jiménez, cesa al ser acusado

El viceconsejero de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, Juan Jesús Jiménez, ha dimitido tras resultar imputado en el caso de los ERE fraudulentos. La juez María Núñez ha acusado esta semana a 15 personas por el expediente de 2003 en la empresa pública Egmasa, y Jiménez figura entre los seis nuevos investigados -denominación actual de imputado-. Dos días después de la resolución de la juez, este alto cargo del Ejecutivo andaluz ha cesado en el cargo por su responsabilidad como directivo en Egmasa hace 12 años.

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, repite con asiduidad su deseo de ser "implacable" con la corrupción, y otros cargos en la misma situación que Jiménez han tenido que abandonar su puesto. Este ha desempeñado funciones como viceconsejero en otras consejerías como Gobernación y Justicia, y Medio Ambiente.

"Juan Jesús Jiménez presentó su renuncia en el mismo momento en que ha tenido conocimiento, por los medios de comunicación y sin recibir notificación judicial alguna, de que tendrá que declarar en los próximos días por un asunto del año 2003 relacionado con la extinta empresa pública Egmasa", han subrayado fuentes de la Junta andaluza. El objetivo del viceconsejero es poder defenderse de las acusaciones alejado del Gobierno andaluz y ya sin responsabilidad.

Estas fuentes de la Junta han subrayado que confían en su inocencia: "No nos cabe duda alguna de su honorabilidad, que ha ido demostrando como funcionario y servidor público de la Junta de Andalucía, a través de las distintas responsabilidades que ha ido desempeñando a lo largo de más de 30 años".

María Núñez achaca a los 15 imputados su participación para que la Junta abonara el ERE de la Empresa de Gestión Medioambiental (Egmasa) "prescindiendo total y absolutamente del procedimiento legal" sin publicidad ni concurrencia y con una sobrecomisión de 1,2 millones, según la Intervención General del Estado. La Junta aún tiene pendiente de abonar cinco millones para terminar los pagos del expediente de Egmasa.