Sorpresa y aceptación unánime de los líderes territoriales a la consulta

La presidenta de Andalucía, que no conocía la propuesta de Sánchez, afirma que lo relevante es "qué se negocia y con quién para que los militantes sepan qué van a votar"

Susana Díaz ha asegurado que no conocía el anuncio de consultar a la militancia sobre los posibles pactos con otras fuerzas para formar gobierno que iba a hacer Pedro Sánchez aunque ha señalado que "eso no es importante". "El PSOE siempre sale reforzado si hay diálogo y debate. No hay nada peor que el silencio de los cementerios", ha afirmado la presidenta andaluza, para la que lo relevante es "qué se negocia y con quién para que los militantes sepan qué van a votar". "Que participen los militantes del partido en un momento muy difícil para el país, de incertidumbre y de cierto desasosiego para los ciudadanos después de 40 días de saber qué va a pasar siempre es bueno", ha reiterado Díaz en un receso del Comité Federal.

Díaz ha recordado que "no es la primera vez" que un partido socialista plantea una iniciativa de este tipo. "El SPD en su pacto con [Angela] Merkel elaboró 200 folios aproximadamente y durante cuatro meses, con mucho debate de intensidad, y se realizó un referéndum en el conjunto de la militancia. Siempre con claridad, con mucha transparencia, Con la verdad siempre por delante de lo que se negocia y cómo se va a llevar a cabo... Que los militantes del PSOE conozcan de qué estamos hablando, cuál es el programa, cuáles son los acuerdos programáticos, si se plantea un gobierno de coalición en qué condiciones, si es en solitario también, y cómo se consigue", ha expresado.

A la pregunta de si la consulta debe hacerse antes a la militancia o al Comité Federal, Díaz ha respondido: "Eso no es lo importante, de verdad, me da igual. El orden me da igual, el orden no va a alterar el producto. Lo que quiero es que los compañeros cuando vayan a participar lo hagan sabiendo el contenido, la letra, la música de lo que van a votar". La idea de la Ejecutiva es que primero se pronuncien las bases del partido; la fuerza decisoria la tiene este órgano de dirección, pero en fuentes de la dirección se reconoce que su resultado "sería políticamente vinculante".

Díaz ha puesto de ejemplo su acuerdo con Ciudadanos para gobernar Andalucía. "Lo sé desde mi propia experiencia, llegué a un acuerdo de investidura con Ciudadanos y firmé un compromiso para obtener esa confianza en el Parlamento y todos los andaluces conocían las condiciones que las dos fuerzas políticas pusieron sobre la mesa para que la legislatura echara a andar".

Otros presidentes autonómicos han reconocido que en su ronda cara a cara y de forma individual con el secretario general no les anticipó que iba a hacer esta propuesta. Así lo han señalado Javier Fernández, presidente de Asturias; Ximo PUig (Comunidad Valenciana); Emiliano García Page (Castilla-La Mancha); y Guillermo Fernández-Vara (Extremadura). En cambio, sí apuntaron que "algo sabían" el secretario general de Castilla y León, Luis Tudanca, y la secretaria general de los socialistas vascos, Idioa Mendia. El presidente de Aragón, Javier Lambán, en círculos restringidos, sí había insinuado que contaba con la posibilidad de este anuncio.