Sube la lista de yihadistas residentes en España muertos en Siria

Identificados cuatro islamistas fallecidos tras unirse a las sanguinarias filas del ISIS: un español, un noruego y dos marroquíes. La cifra se eleva a 29

Abu Safiyya o Bastián Alexis Vásquez, en un vídeo del ISIS.

Bastian Alexis Vásquez, de 26 años, el yihadista más famoso en Chile y Noruega acaba de engrosar la lista de terroristas españoles o residentes en España que han muerto combatiendo en las filas del Estado Islámico (ISIS) en Siria e Irak. Su nombre es uno de los cuatro que faltaban por identificar entre los 29 fallecidos que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han podido acreditar.

El joven residía en Barcelona donde frecuentaba los círculos salafistas más radicales, según afirman a EL PAÍS fuentes oficiales de la lucha antiterrorista, y tenía tarjeta de residencia española razón por la cual figura en la lista oficial de yihadistas que manejan las autoridades. España es el primer país que certifica su fallecimiento ya que ni Noruega, país en el que nació, ni Chile, de donde son naturales sus padres, se han pronunciado. Su paradero era un misterio aunque una televisión iraní especuló con su muerte en 2014.

Bastian, hijo de emigrantes chilenos, tuvo su minuto de fama en Chile y Noruega al protagonizar un vídeo del Estado Islámico (ISIS) en el que se presenta sobre el terreno como guia del control fronterizo entre Siria e Irak: “vamos a destruir las fronteras de Irak, Jordania y Líbano.Esta es la primera frontera de muchas que caerán... Estamos por encima de todas las banderas, somos musulmanes, solo existe una nación”, anunciaba vestido con ropa de combate y armado con un Kaláshnikov.

Bastian Vásquez, el islamista más conocido en Chile y Noruega aparece en el listado. Vivía en Barcelona

La prensa noruega y chilena contó la historia del chico cautivado por el hip hop, con su propio grupo de música, que dejó las calles de Skien, localidad próxima a Oslo, para unirse a las huestes de Abubaker al Bagdadi. La Policía noruega le había detenido en 2012 al amenazar de muerte en un vídeo en YouTube a la familia real noruega y al exprimer ministro Jens Stoltenberg, pero Bastian no se presentó a juicio.

Vásquez se convirtió al islam en 2008 y se hacía llamar Abu Safiyya. Su vida dio un giro total cuando conoció a Mohyeldeen Mohammad, un noruego de origen iraquí que amenazó con atentar en su país. “Se convirtió en musulmán cuando comenzó a conocer las injusticias que se cometían en contra de los civiles en Irak y Afganistán”, relató su abogado. Noruega emitió una orden de búsqueda y captura.

Radhoune, un tunecino que denunció la discriminación de su mujer en platós de TV figura entre los muertos

De los cuatro nuevos yihadistas identificados como fallecidos en las filas del ISIS en Siria e Irak solo uno es español. Se trata de Mohamed Belguin Ikhlaz, de 39 años, nacido en Tetúan (Marruecos), casado con la española Dolores Hidalgo. Los otros son el tunecino Radhoune Hmaidi Haiani y Youssef Monbrikotb, ambos con tarjeta de residencia.

Antes de viajar a Siria Radhoune Hmaidi Haiani, de 39 años, residía en Vitoria con su esposa Gisela Elier Cárcamo, una chilena que se hacía llamar Nadia Chabbi y que alcanzó notoriedad porque en 2010 presentó una denuncia contra un médico de atención primaria del Servicio Vasco de Salud que le había exigido que se quitara el niqab (velo que cubre la cara salvo los ojos). El médico denunció a Radhoune por intento de agresión y Gisela fue sancionada con una multa. La pareja denunció su caso en medios y televisiones.

Ahora Radhoune aparece en la lista oficial de yihadistas residentes en España que han fallecido en Siria, una muerte ya adelantada por La Tribuna del País Vasco. El tunecino murió cuando conducía un camión con explosivos que pretendía estrellar contra un control militar. Su mujer le acompañaba y fue detenida. Antes de viajar a Siria la chilena había protagonizado una estafa desde una cuenta en Facebook en la que pedía ayuda económica para una falsa mujer.

El Ministerio del Interior estima en 139 el número de yihadistas que se han desplazado desde España a Siria e Irak para unirse a las katibas (brigadas) del ISIS. Al menos 26 han regresado a España, en su mayoría mujeres y niños. Varios permenecen en prisión.

investigacion@elpais.es