Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

España espera recibir unos 250 casos de virus del zika al año

Sanidad actualiza sus planes ante el riesgo de microcefalia y síndrome neurológico

El Ministerio de Sanidad de España lo tiene claro: el país "presenta una población susceptible a la infección por el virus del zika, un vector competente para su transmisión [el mosquito Aedes albopictus] y la posibilidad de su introducción a través de personas infectadas procedentes de los países donde el virus se está transmitiendo". Por eso, ya en diciembre de 2015, la cartera elaboró la Evaluación rápida del riesgo de transmisión de enfermedad por el virus zika en España y la ha actualizado en enero. Una de las cosas que no ha cambiado entre ambos textos es la predicción de casos importados que se pueden recibir (personas infectadas en países afectados): "Un número no superior" a los detectados de chikunguña, "que está más extendido". Y de este hubo, en 2014, 266 casos, así que el pronóstico de Sanidad es que las cifras de casos del virus del zika en España estén entre 200 y 250.

De momento, ha habido ya tres: dos detectados en Barcelona y uno notificado este jueves y diagnosticado en Valladolid. Ninguno era de riesgo, porque se trataba de dos mujeres no embarazadas y de un hombre. Todos están bien. En los tres casos habían viajado a zonas de elevada transmisión del virus.

Esta situación puede cambiar. En España está asentado un mosquito, el tigre (Aedes albopictus), que se ha visto en África (en Gabón) que puede transmitir el virus. Por eso "existe un riesgo de introducción y transmisión autóctona del zika en nuestro territorio", dice Sanidad. Este está ya establecido en Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Andalucía, Baleares, Aragón y País Vasco.

Sanidad ha actualizado su documento con información sobre el riesgo y medidas a tomar. Por ejemplo, indica que la población española "es mayoritariamente susceptible y, por tanto, vulnerable a la infección" porque no tiene inmunidad adquirida. Apunta a que hay que hacer un seguimiento especial de las embarazadas, y que hay que "establecer una vigilancia específica de la enfermedad por virus del zika y difundir información entre los profesionales sanitarios, de forma que los casos importados se detecten lo antes posible para prevenir la transmisión autóctona".

La detección de personas con virus es una de las líneas de actuación. La otra es controlar el mosquito. En este sentido, Sanidad tiene pendiente de aprobación un Plan Nacional de Prevención y Respuesta ante Enfermedades Transmitidas por Vectores, "que contempla medidas de prevención y control frente a enfermedades transmitidas por mosquitos". Otra medida es reforzar el papel de Sanidad Exterior para que los viajeros extremen las precauciones ante el mosquito. 

Más información