Selecciona Edición
Iniciar sesión

Ciudadanos plantea a PSOE y PP un “Gobierno de transición”

La opción de un Ejecutivo con un mandato tasado “pasa por encima de las posiciones de cada cual”

“Formar un Gobierno de transición es prioritario y pasa por encima de las posiciones de cada cual”. Juan Carlos Girauta, (Barcelona, 1961), portavoz de Ciudadanos en el Congreso, miembro de su Ejecutiva y exeurodiputado, resume así la estrategia con la que su partido afrontará desde el próximo miércoles la mediación entre PP y PSOE para intentar formar una mayoría estable que sustente a un nuevo Gobierno. Aunque en ningún momento dice que su partido esté dispuesto a votar a favor de la investidura como presidente de uno de los candidatos de los partidos mayoritarios, el número tres de Albert Rivera admite que su formación hará “lo imposible” para que haya un Gobierno constitucionalista. “Si uno lo pone en orden, ya tiene la respuesta”, remata.

Este es el esquema que propone Ciudadanos, según José Manuel Villegas, vicesecretario general y jefe de gabinete de Rivera: fijar un calendario de reformas a aplicar en un horizonte de dos o tres años; formar un Gobierno monocolor con apoyos externos; y consensuar una comisión de seguimiento que reúna a los partidos firmantes —preferiblemente PP, PSOE y Ciudadanos— para que fiscalicen el cumplimiento de los acuerdos por parte del Ejecutivo.

“España necesita un Gobierno de transición que lleve a cabo las reformas necesarias, sobre todo la de un gran acuerdo constitucionalista”, explica en una entrevista con EL PAÍS Girauta, que forma parte del núcleo duro de dirigentes que aconseja a Rivera. “Lo capital es que se entienda ese Gobierno como algo excepcional”, dice. “Dado que la situación es excepcional, hay que sacarlo de las coordenadas habituales de enfrentamiento ideológico y partidario y volver a los fundamentos con ese Gobierno de transición”, añade, sin señalar qué partido debería formar el Ejecutivo. “De nombres hablamos al final. Nuestra posición de partida es no entrar al Gobierno. Queremos establecer sus contenidos y esperamos que nadie se convierta en un obstáculo”.

Según los dirigentes de la formación emergente, la propuesta de un Gobierno de transición facilitará que los dos grandes partidos digieran poco a poco que la aparición de Podemos y Ciudadanos ha clausurado la época de las mayorías absolutas. Al tiempo, los representantes de Rivera creen que podrán movilizar a los de PP y PSOE con dos argumentos que juzgan poderosos: el reto independentista de Cataluña y los compromisos con Europa. “Hay un contexto apremiante”, recuerda el portavoz de Ciudadanos. “La negociación se plantea en una atmósfera caracterizada por un plan a 18 meses para separar a Cataluña del resto de España y a mucho más corto plazo con una Europa que nos mira preocupada pensando en si vamos a cumplir con nuestros compromisos, de déficit por ejemplo, o no”.

La figura de Rajoy

¿Se emprenden las negociaciones para lograr que gobierne el PP, que ganó las elecciones?

Girauta, portavoz de Ciudadanos, en el Congreso de los Diputados.

“En absoluto existe esa premisa”, contesta Girauta. “Ponemos en marcha un diálogo a dos bandas porque esos dos partidos tienen las relaciones congeladas. Lo máximo a lo que podemos aspirar es a hablar con uno y con el otro, sin ocultarle al uno y al otro que hablamos con ambos. ¿Acaso tuvieron que hablar cuando se compuso la Mesa? No”, sigue. “La prioridad la tiene quien en aquel momento cuenta con la designación real para ser presidente. La pelota está en el tejado de Sánchez. Serán dos negociaciones a dos, por nuestra parte. El PSOE, por su parte, hará su negociación eventualmente con Podemos”.

Los casos Taula y Acuamed, unidos a los de Gürtel, Bárcenas y Púnica, han hecho que en Ciudadanos se extienda la impresión de que Rajoy es “un obstáculo” para las conversaciones y de que el PP necesita “reorganizarse y regenerarse”, lo que es dificilmente compatible con las tareas de Gobierno. Todo, sin embargo, queda pendiente de las negociaciones.

¿Llegaría a votar sí en la investidura?

Ciudadanos dice que no se moverá del no o la abstención. ¿Podría llegar a votar sí? “No está previsto, pero tanto Albert Rivera como el conjunto de Ciudadanos consideramos que la formación de un Gobierno de transición es prioritaria y pasa por encima de las posiciones de cada cual”, contesta Girauta.

¿Y si es para evitar un Gobierno con Podemos, que pide una consulta soberanista en Cataluña? “Con España en juego, haremos lo imposible”.

¿Hacer lo imposible es votar sí? “Nosotros salimos con dos mecanismos: el no y la abstención. Dicho lo cual, España siempre va a estar por encima de los intereses de nuestro partido”.

Más información