Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La Audiencia Nacional adelanta 27 días la excarcelación de Arnaldo Otegi

El líder abertzale saldrá de prisión el 1 de marzo tras computársele las comparecencias ante el juzgado que realizó cuando estaba en libertad provisional por el caso Bateragune

La Audiencia Nacional ha adelantado 27 días -del 28 al 1 de marzo- la excarcelación del líder de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi, tras cumplir su condena de seis años y medio de prisión por el caso Bateragune, el intento de reconstruir las estructuras de la ilegalizada Batasuna. Otegi, secretario general de Sortu, saldrá anticipadamente de la prisión de Logroño después de que el juez de Vigilancia Penitenciaria, José Luis de Castro, accediera a computar dentro del plazo de cumplimiento de condena las comparecencias ante el juzgado que le fueron impuestas como medida cautelar para mantenerlo en libertad provisional antes del juicio, según han confirmado fuentes jurídicas.

Otegi, de 57 años, tiene, además, una condena de inhabilitación para cargo público por seis años y medio, que todavía no ha extinguido porque ya pesaba sobre él una condena anterior de inhabilitación por homenajear al etarra Argala. Esta condena previsiblemente le impedirá encabezar la lista de la izquierda abertzale para las elecciones autonómicas vascas. El pasado 18 de enero, la Audiencia Nacional rechazó el recurso de los abogados de Otegi contra esta inhabilitación, que se extiende hasta el 28 de febrero de 2021.

La defensa de Otegi, que ya había mostrado su predisposición a liderar a la izquierda abertzale en los próximos comicios, ha anunciado que recurrirá el auto que le impide presentarse a los comicios vascos ante el Tribunal Supremo.

El dirigente de la izquierda abertzale permanece en prisión desde el 13 de octubre de 2009, cuando la policía lo detuvo por orden del juez Baltasar Garzón en el marco del caso Bateragune. Posteriormente, la Audiencia Nacional lo condenó a diez años de cárcel por integración en ETA en grado de dirigente, aunque el Tribunal Supremo rebajó después la pena a seis años y medio.

Más información