Un juez contrario a la secesión, al frente del alto tribunal catalán

El órgano de gobierno de los jueces designa al magistrado Jesús María Barrientos

Miguel Ángel Gimeno, en la sede del TSJC. Marcel·lí Sàenz / Vídeo: ATLAS

El pleno del Consejo General del Poder Judicial ha negado al magistrado progresista Miguel Ángel Gimeno un segundo mandato al frente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en un momento en el que arrecia el desafío independentista de la Generalitat y del Parlamento autonómico. El órgano de gobierno de los jueces ha designado en su lugar a Jesús María Barrientos, presidente de la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Barcelona y afiliado a la asociación judicial Francisco de Vitoria, de carácter moderado. Gimeno, de la asociación progresista Jueces para la Democracia, es el único de los cinco presidentes de tribunal superior autonómico que aspiraba a la reelección.

Su sucesor, Barrientos, que ha recabado 12 de los 21 votos de los vocales del Consejo durante la entrevista ante la comisión del Consejo que evalúa los nombramientos, se refirió a la “preocupante situación” provocada por la resolución secesionista aprobada por el Parlament el pasado 9 de noviembre y que fue anulada por el Tribunal Constitucional.

El Consejo, en un pleno ordinario, ha reelegido, con 12 votos de los 21 miembros del órgano, a Pilar de la Oliva al frente del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. De la Oliva se enfrentaba a Vicente Magro, presidente de la Audiencia de Alicante y exsenador del PP; Pedro Castellano, presidente de la Sección Cuarta de la Audiencia de Valencia; y Juan Francisco Mejías, titular del Juzgado de Primera Instancia número 15 de la capital valenciana.

En el Tribunal Superior de Castilla-La Mancha ha sido reelegido, con 18 votos de 21, Vicente Rouco, que competía contra Ángeles Montalvá, magistrada de la Audiencia Provincial de Albacete; y José Ramón Solís, titular del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Albacete. Por su parte, en Castilla y León, José Luis Concepción, actual presidente del tribunal superior, ha sido también reelegido por 15 votos frente a Carlos Javier Álvarez, magistrado de la Audiencia Provincial de León y María José Renedo, presidenta de la Sala de lo Social del tribunal superior.

Los nombramientos también alcanzan al Tribunal Supremo. En la Sala de lo Penal entra Pablo Llarena, hasta ahora presidente de la Audiencia Provincial de Barcelona y anterior presidente de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), de signo conservador. Llarena se ha impuesto, entre otros, a los magistrados de la Audiencia Nacional Enrique López, apartado del juicio de Gürtel por su afinidad al PP, y Eloy Velasco, instructor de los casos Púnica y Acuamed, entre otros.

Más información