Los dirigentes regionales del PSOE respaldan el ‘no’ de su líder

Los líderes territoriales socialistas mantienen su negativa a facilitar un gobierno del PP

Los cinco presidentes autonómicos socialistas que suscribieron en junio pactos de investidura con Podemos —los de Castilla-La Mancha, Aragón, Extremadura, Baleares y Comunidad Valenciana— rechazaron el miércoles la oferta de Mariano Rajoy de poner a su disposición los votos del PP en comunidades y Ayuntamientos a cambio del apoyo socialista a la investidura del líder popular como presidente del Gobierno de España. No hay cambio, por tanto, en la negativa de los líderes territoriales del PSOE a facilitar un gobierno del PP, “ni por acción ni por omisión”. El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Abel Caballero, alcalde socialista de Vigo, rechazó también tajantemente la oferta.

La realidad que se configuró tras las elecciones locales y regionales de mayo de 2015 ha ido asentándose y, aunque hay matices, los barones socialistas hacen un balance aceptable de su situación. Así lo confirman fuentes del entorno de esos cinco presidentes, y lo expresaron el miércoles con claridad dos de ellos: el aragonés Javier Lambán y el de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. “El PSOE no va a pactar en Madrid con el PP bajo ningún concepto”, dijo este último.

“Ni pastiche ni cambalache”

En Aragón hay una hoja de ruta “perfectamente establecida por los pactos para la investidura con Podemos, Chunta Aragonesista e IU y eso es inalterable”, afirmó por su parte el dirigente aragonés. Este jueves, esa mayoría aprobará los Presupuestos de la región para 2016. Lambán diferencia entre el ámbito regional y el nacional, y para el Gobierno de España considera que debería conseguirse un acuerdo entre el PSOE, Ciudadanos y Podemos; así se lo indicó a Pedro Sánchez, en la reunión que con él mantuvo el martes.

Tampoco ve la necesidad el presidente de Castilla-La Mancha de cambiar el apoyo que recibe de Podemos por uno del PP. “Si no estoy de acuerdo con un pastiche, tampoco con un cambalache como el que propone Mariano Rajoy, que cada día se ve en la necesidad de tener una ocurrencia; va a acabar pidiendo el voto para el PSOE”, bromeó Emiliano García-Page anoche. Lo hizo momentos antes de entrevistarse en la sede del PSOE con Sánchez, en la ronda que el dirigente socialista mantiene con los líderes territoriales, uno a uno, para escucharles antes de la reunión del comité federal de este sábado.

Los socialistas mantienen el no a pactar con partidos que defiendan la autodeterminación de los distintos territorios que forman España. En esa reunión se ratificarán esos límites, así como la negativa a apoyar al PP.

Más información