Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Sánchez responde a Rajoy con un “no rotundo” a un acuerdo con el PP

El líder socialista pide reunirse con el presidente para decirle que se presente a la investidura

Lejos de acoger con buen grado la propuesta de Mariano Rajoy de abordar un posible acuerdo político, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha mostrado cierto enfado por la fórmula que el presidente del Gobierno en funciones ha utilizado para tenderle la mano. Rajoy le ha pedido una especie de trueque que consistiría en el apoyo de los socialistas a nivel nacional a cambio de que el PP respalde al PSOE en Gobiernos autonómicos y municipales para garantizarles la estabilidad. "Con los Gobiernos autonómicos y municipales no se juega, y la desesperación del señor Rajoy no puede llevar también a instrumentalizarlos". Con esta u otras fórmulas, la respuesta de Sánchez a un acuerdo con el PP para facilitar la investidura de Rajoy es "un no rotundo", ha dicho el líder socialista en el Senado, este miércoles, en réplica a las consideraciones realizadas por el líder del PP en El programa de Ana Rosa, en Telecinco.

La negativa de Pedro Sánchez de dialogar con el PP ha sido objeto de reproche por parte de Rajoy y en esta línea ha habido cierto cambio, ya que el político socialista ha dicho que está dispuesto a reunirse con Rajoy de inmediato. "Pero advierto que no le va a gustar lo que le voy a decir", ha apostillado. Sánchez le va a decir que debía haber dimitido hace dos años tras salir a la luz "su SMS a Bárcenas", mostrándole su apoyo. También le va a decir que cuando el martes vaya al Palacio de La Zarzuela debe asumir su responsabilidad y decir al Rey que se presenta a la investidura. No obstante, para esa investidura no tendrá el apoyo del PSOE.

Los nuevos episodios de corrupción en Valencia relacionados con el Partido Popular no han hecho sino afianzar con más fuerza el rechazo del PSOE a pactar con el PP. "El hedor empieza a ser insoportable y hoy todas las fuerzas políticas que quieran regenerar la vida democrática tienen que cumplir una condición necesaria: lograr que el PP pase a la oposición". Así, el PSOE "ni por activa ni por pasiva" facilitará una candidatura de Rajoy o de cualquier miembro del PP a la presidencia del Gobierno.

Los planes de Sánchez se mantienen invariables: "Voy a tender la mano tanto a izquierda como a derecha para liderar, en el caso de que así se me pida, una alternativa que regenere la vida democrática de nuestro país y ponga fin a la corrupción". Sánchez alude a la posibilidad de que el Rey le encargue que trate de formar Gobierno.