La fiscalía investiga si Francisco Rivera puso en “situación de riesgo” a su hija

El ministro de Sanidad en funciones pide "un toque de atención" al torero

La fiscalía de menores de Sevilla ha abierto este martes un expediente para analizar si el torero Francisco Rivera Ordóñez puso en una "situación de riesgo innecesaria" a su hija Carmen, de cinco meses, cuando toreó —con ella en brazos— una vaquilla durante una faena campera. La imagen mostrando ese momento, difundida por el diestro en las redes sociales el pasado domingo, suscitó las críticas del ministro de Sanidad en funciones, Alfonso Alonso, la actuación del Defensor del Menor de Andalucía y una polémica social. También ha generado una campaña de solidaridad entre los matadores, que han colgado imágenes de lidia también con sus hijos a cuestas. La Unión de Toreros ha enmarcado las críticas a Rivera, a quien han mostrado su total apoyo, en una "campaña antitaurina".

El Defensor del Menor de Andalucía había trasladado este mismo martes a la fiscalía las actuaciones por la foto difundida por el torero. La oficina ha señalado, mediante un comunicado, que aunque la actividad se desarrollara en "un entorno controlado por el padre", según ha manifestado Rivera, "no deja de ser una situación de riesgo innecesaria para una menor y una decisión que rechazamos totalmente". "Expresamos nuestro deseo de que no se repitan estos comportamientos y que la repercusión social mediática sirva para que no sea visto y se acepte como normal dicha actuación", señala la oficina dirigida por Jesús Maeztu.

El ministro de Sanidad en funciones también se ha pronunciado sobre la imagen. "No es adecuado poner en riesgo a los menores", ha asegurado en declaraciones en RNE, aunque cree que basta con dar "un toque de atención" al padre. Alonso ha explicado que el Observatorio de Infancia —que depende de la cartera que dirige— también "está mirando" el caso, aunque considera que "no hay que ir mucho más allá que ese toque de atención".

"No es adecuado poner en riesgo a los menores; no es adecuado en ninguna circunstancia, por tanto, yo creo que es bueno que haga una reflexión el padre, de no poner en riesgo a su hija", ha señalado Alonso. El ministro ha señalado, asimismo, que hay que tener en cuenta que el diestro es una persona "con una pericia y un conocimiento y que considera que no sufrió mayores riesgos". "No es como si lo hiciéramos cualquiera de nosotros".

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, espera que el torero "reconsidere su actitud", ya que "es intolerable someter a un niño a cualquier tipo de riesgo, sea tu hijo o no lo sea". Preguntada por si la Junta de Andalucía puede actuar de algún modo ante este tipo de casos, la consejera ha explicado que en esas situaciones "hay otras administraciones que tendrán que observar, mirar y actuar", de manera que la Junta "en principio verá cómo va evolucionando todo esto". Sánchez Rubio ha insistido en que ese comportamiento "es absolutamente desafortunado y no debe hacerse, no es tolerable".

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha defendido "dejar actuar a los responsables" en materia de menores. Sanz ha precisado que no tiene competencia en materia de menores, un ámbito que le corresponde "por un lado, a la comunidad autónoma y, por otro lado, si lo interpreta así la Fiscalía, a la que parece que se le ha dirigido la actuación".

Más información