Selecciona Edición
Iniciar sesión

La denunciante de Valencia: “Hay 32 millones en multas sin cobrar”

Rosa Pérez, de Esquerra Unida, explica algunos de los contenidos de las supuestas irregularidades que la llevaron hasta la Fiscalía Anticorrupción

"La denuncia abarca una ingente documentación de irregularidades que se venían produciendo en la Diputación”, explica Rosa Pérez, de Esquerra Unida, que presentó la denuncia que ha dado lugar a la investigación por la que este miércoles han sido detenidas 24 personas en Valencia, entre ellas el expresidente de la diputación Alfonso Rus. La investigación, declarada secreta, indaga sobre el supuesto cobro de comisiones ilegales en ayuntamientos valencianos gobernados por el PP y la Diputación provincial. “Afectan, además de a la Diputación, al ayuntamiento de Valencia y al de Xátiva”, asegura Pérez. “Consta, además de diez horas de grabaciones”, cuyo origen —dice— explicará ante el juez cuando llegue el momento.

En esos papeles y conversaciones, según la denunciante, “quedan patentes modificaciones de obras en carreteras, por ejemplo, que se hacen con informes contrarios de los técnicos, obras que no se cobraban, multas que se dejaban caducar por valor de 32 millones de euros en cuestión de tres años, como por ejemplo de paneles de publicidad que no podían colocarse, de obras que no tenían licencia…”, detalla Pérez. 

“Había una empresa que llevaba el mantenimiento de las rotondas que no tenía ni contrato, en el Oktoberfest no se pagaban los cánones ni el servicio logístico previstos en la plaza de toros, donde se celebraba”. Y agrega otra de las irregularidades que constan en la denuncia: “Todo el proyecto de instalación de bombillas Led en los municipios valorado en 30 millones de euros se realizó a través de la Central de Compras —un mecanismo de la Diputación para agilizar la prestación de servicios puntuales— en lugar de realizar una licitación pública. De ese modo beneficiaban a la empresa que querían sin dar mayor explicación.

Luego se descubrió que, por ejemplo, en el municipio de Paiporta todas las bombillas estaban en unos almacenes y nunca se habían instalado”. Por otra parte, señala Perez, “el gerente de la empresa pública Construcciones e Infraestructuras Educativas Sociedad Anónima (Ciegsa) era propietario en un 99% de otra empresa que facturaba tanto a la misma empresa pública de la que él era gerente como a consejerías y a la Diputación, es decir, el se asignaba los contratos a sí mismo”.