Cifuentes se reúne con los padres del niño que se suicidó

La familia del menor reclama que se reabra la investigación sobre la muerte de su hijo por un posible caso de acoso escolar

La familia de Diego, el niño de 11 años que se tiró por la ventana de su piso en octubre en Madrid, acudirá esta tarde a la sede de la Comunidad de Madrid, en la Puerta del Sol, a entrevistarse con la presidenta regional, Cristina Cifuentes. Los padres del menor fallecido, Manuel y Carmen Gónzalez, reclaman desde hace una semana que se reabra la investigación judicial por la muerte de su hijo porque sospechan que sufrió acoso escolar. 

“Yo no aguanto ir al colegio y no hay otra manera de no ir”, dejó escrito el chico, un alumno “brillante y tímido”, según sus padres y sus profesores, del colegio concertado religioso Nuestra Señora de los Ángeles. Cuando ocurrió el suceso, la inspección educativa de la Comunidad de Madrid abrió una investigación que concluyó que no había indicios de acoso. Los inspectores no se reunieron entonces con los padres.

Según un portavoz de la Consejería de Educación, no se hizo porque la actuación “se circunscribe dentro del ámbito escolar si no hay una denuncia de los padres”. No hubo denuncia previa, como admiten los padres y destacan desde el colegio, cuyos portavoces sostienen que ni tenían ni tienen sospechas de acoso. El juzgado de Instrucción 1 de Leganés (Madrid) también archivó la investigación judicial, una decisión que los padres han recurrido.

Protocolo nacional

Después de que la familia hiciera pública la carta, tanto la Comunidad como el centro han podido leerla. Y esta vez sí serán entrevistados. Les recibirá la presidenta regional, Cristina Cifuentes, que prometió el pasado viernes llegar “hasta el final” en este caso.

El Ministerio de Educación en funciones, por su parte, anunció el viernes un plan de convivencia escolar que incluye la elaboración de un registro con datos estadísticos sobre acoso y otros conflictos en las aulas —cuyas primeras cifras estarán disponibles a partir de junio— o programas de formación para profesores y directores.

El plan, cuyo presupuesto aún no está cerrado, incluye 70 medidas, aunque algunas son iniciativas que ya existían pero se abandonaron. Es el caso, por ejemplo, del Observatorio Estatal de la Convivencia, un organismo en el que está representado toda la comunidad educativa y cuya última reunión fue en diciembre de 2011.