Los ciudadanos quieren ya un nuevo Gobierno pero sin Sánchez ni Rajoy

La mayoría muestra su disgusto con la gestión de la situación por los líderes de PP y PSOE

Una amplia mayoría de electores rechaza la lentitud con que los líderes políticos están abordando la formación de un nuevo Gobierno. Seis de cada diez votantes creen que las negociaciones serían más fáciles si el candidato del PP no fuese Mariano Rajoy. El 50% considera que serían más fructuosas si el PSOE no presentara a Pedro Sánchez. Tres de cada cuatro ciudadanos creen que la situación económica actual es mala, y un 61% de ellos temen que pueda incluso ponerse en riesgo la recuperación económica si no se actúa ya.

Gráfico completo

Para un amplio número de españoles, los dos líderes de los partidos mayoritarios son más problema que solución a la hora de abordar unas negociaciones encaminadas a desencallar la actual situación de parálisis política. Un 62% de los votantes creen que Rajoy es un obstáculo, y esta visión negativa del presidente del Gobierno en funciones es la que tienen la mayoría de sus propios votantes: el 53% de ellos, frente a un 44%, creen que las cosas serían más fáciles si Rajoy se quitara de en medio.

Sánchez cuenta con algo más de apoyo entre los suyos (un 57% le respalda, frente a un 38% que se muestra contrario a su presencia), pero lo que resulta más llamativo es que  es entre los votantes de Podemos donde más se defiende que el líder socialista permanezca al frente: un 65% de los electores que respaldaron a esta formación a la izquierda del PSOE prefieren que Sánchez se mantenga al frente de las negociaciones, ante un 31%.

Rechazo al grupo de Democràcia i Llibertat y ERC en el Senado

La decisión de Pedro Sánchez de que el PSOE cediera senadores a los independentistas de ERC y a Democràcia i Llibertat (DL), la lista con que se ha presentado a estas elecciones la antigua Convergència, puede pasarle factura al líder socialista.

El rechazo a esta decisión, que muchos ven como una maniobra para asegurarse el futuro respaldo o la abstención de estas formaciones ante un posible Gobierno del PSOE, es mayoritario entre los ciudadanos. Un 67% de los consultados no respalda este préstamo de escaños. La falta de apoyo es prácticamente unánime entre los votantes del PP, pero es también mayoritaria entre los votantes socialistas. Incluso entre los seguidores de Podemos no ha gustado esta maniobra.

Rajoy y Sánchez, a ojos de la ciudadanía, están actuando en beneficio propio y de los intereses de sus respectivos partidos más que pensando en el interés general, según se desprende del sondeo efectuado por Metroscopia para EL PAÍS. Incluso entre sus propios votantes provoca rechazo el modo en que están gestionando el actual bloqueo político. Un 68% de los españoles cree que el líder del PP no está actuando en línea con lo que España necesita ahora, y un 73% opina lo mismo sobre el proceder de Sánchez. En el caso del líder socialista, la censura reviste más gravedad, porque entre sus votantes son mayoría —un 48% frente a un 41%— los que desaprueban su comportamiento.

Son minoría, apenas cuatro de cada diez consultados, los que defienden que ambos líderes políticos estén de verdad contribuyendo a facilitar la formación de un nuevo Gobierno, como también lo son los que creen que con su forma de proceder estén logrando reforzar sus respectivos partidos con vistas al futuro.

Coalición sin Rajoy

De todas las opciones posibles, la preferida entre los ciudadanos sería un Gobierno del PP que contara con el apoyo del PSOE y de Ciudadanos. No obstante, para dar respaldo a esta alternativa se exige que se negocie un programa de reformas muy detallado y concreto. Y, sobre todo, que el presidente de ese hipotético Ejecutivo no fuera Mariano Rajoy.

Una solución con estas características contaría con el respaldo de prácticamente la mitad de los ciudadanos, un 49%, y sería rechazada por una cifra ligeramente inferior, el 44%. Resulta ser, sobre todo para los votantes del PP, la opción más atractiva: un 69% de ellos la respaldaría. Aunque también serían más los votantes socialistas —un 48% frente a un 46%— los que se mostrarían partidarios de esta combinación.

Alternativa de izquierdas

La opción perseguida por el secretario general de los socialistas, un Gobierno del PSOE encabezado por él mismo que contara con el apoyo de Podemos y con el respaldo o la abstención de otros partidos como IU, el PNV y otras fuerzas nacionalistas o independentistas, no despierta el entusiasmo de los electores, y provoca un severo rechazo entre todos aquellos que votaron al Partido Popular o a Ciudadanos. Poco más de tres de cada diez consultados, un 36%, respaldarían esta opción progresista. Serían mayoría, un 58% de los ciudadanos, los que rechazarían esta alternativa.

Es además notablemente superior el respaldo a una alianza de este tipo entre los votantes de Podemos, un 72%, que entre los que respaldan al PSOE, aunque también sean mayoría: un 57% de ellos querrían que Sánchez intentara formar Gobierno con esos aliados, frente a un 34% que se mostrarían en contra.

Más información