Selecciona Edición
Iniciar sesión

Rivera critica que lo primero que pida Iglesias sea un cargo y no reformas

"Unos preferimos hablar y negociar reformas y otros lo primero que piden son sillones de gobierno", dice el líder de Ciudadanos

El PP y Ciudadanos han contestado con duras críticas a que Pablo Iglesias haya propuesto negociar un acuerdo de investidura que haga presidente al socialista Pedro Sánchez. En su entrevista con el Rey, el secretario general de Podemos le ha trasladado a Felipe VI su voluntad de formar un "Gobierno del cambio" con PSOE e IU y ha reclamado la vicepresidencia de ese Ejecutivo, además de cuatro ministerios. Así han reaccionado los principales partidos a la oferta del líder de Podemos.

Partido Popular. "Sería tremendamente negativo para España", ha dicho sobre el proyecto de Iglesias Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid. "No quiero un vicepresidente que defienda las políticas que se están haciendo en otros países como Venezuela, o que defienda políticas como las que se están haciendo donde gobierna Podemos, que ya lo estamos viendo", ha añadido. La de la líder madrileña no ha sido la única voz del partido del Gobierno en criticar la propuesta. "Pedro Sánchez ha querido cruzar el Rubicón y hacer exactamente lo que antes de las elecciones autonómicas criticaba, que era pactar con los que en sus palabras eran 'bolivarianos, extremistas y populistas", ha dicho Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP. "Los ciudadanos nos pidieron (en las urnas) que nos pusiéramos de acuerdo, no que hiciéramos órdagos ni hiciéramos alianzas extrañas que van contra la credibilidad de España". Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha instado hoy al líder del PSOE, Pedro Sánchez, a aclarar si acepta las condiciones de Podemos para formar Ejecutivo y si, con ello, está dispuesto "a jugar con la vida, el futuro y la tranquilidad de los españoles".

Ciudadanos. "Unos preferimos hablar y negociar reformas democráticas, sociales y económicas y otros lo primero que piden son sillones de gobierno", ha denunciado Rivera en su cuenta de Twitter. Luego, en una entrevista en La Sexta, ha añadido: "Hay una novedad en Podemos. Ya no piden reformas y cambios, ahora piden sillones y ministerios. A mí no me interesa el nombre del ministro de educación, me interesa un pacto por la educación".

"Lo primero, las sillas", ha abundado José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos, en conversación con este diario. "Es vieja política", ha añadido el jefe de gabinete de Rivera. "Y sin renunciar al referéndum (sobre Cataluña)". Ciudadanos ya se ofreció el jueves a mediar entre PP y PSOE para intentar lograr una mayoría estable de Gobierno. Rivera le explicó entonces al Rey que votaría en contra de la investidura de Mariano Rajoy y de la de Pedro Sánchez. Esa posición sigue vigente.

Izquierda Unida. "He hablado con Pablo Iglesias y estamos de acuerdo en que tiene que haber cambio", ha tuiteado Alberto Garzón, que fue el candidato de la formación de izquierdas a la presidencia del Gobierno. "Programa por delante, siempre", ha escrito el diputado, que negoció sin éxito una confluencia electoral con Podemos y lograría el primer ministerio de la historia de IU en el caso de que el plan de Iglesias tuviera éxito.

PNV. "Iglesias ha hablado de cargos, de contenido mucho menos", ha dicho el diputado Aitor Esteban en La Sexta, donde ha planteado la posibilidad de que el formato elegido por Iglesias esté destinado a "reventar" las negociaciones. "Este estilo en rueda de prensa, antes de ponerse a hablar en serio con el PSOE, soltar unas exigencias e incluso hablar de ministerios y pedir la vicepresidencia no es la mejor forma de empezar a negociar", ha añadido el representante del partido vasco, cuya participación sería clave para que fraguara el hipotético pacto entre PSOE y Podemos (sumarían 161 votos) frente al no de PP y Ciudadanos (163). "A negociar no se puede entrar con líneas rojas. Nosotros queremos hablar de propuestas. Estudiaremos las que nos hagan, y esperamos que sean claras. Nuestra experiencia con Mariano Rajoy estos cuatro años ha sido muy mala".

Más información