Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Rey cierra la ronda de consultas con Podemos, PSOE y el PP

Tras las audiencias con Iglesias, Sánchez y Rajoy, Felipe VI propondrá un candidato a la investidura

El Rey afronta este viernes la última jornada de la ronda de consultas a los partidos con representación parlamentaria para, en función de las posiciones que le han sido comunicadas en las audiencias, proponer un candidato a la investidura de la presidencia del Gobierno.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha sido el primero en acudir a la cita para entrevistase con el jefe del Estado. Es la primera visita de Iglesias al Palacio de La Zarzuela, aunque no su primer encuentro con el Rey, a quien tuvo ocasión de saludar en sus días de eurodiputado en Bruselas durante una visita de Felipe VI al Parlamento Europeo. La entrevista se produce tras el incidente del pasado 12 de octubre, cuando el líder de Podemos aseguró que no había sido invitado a la recepción del Palacio Real y luego, tras reconocer que había recibido la invitación, declinó asistir al acto.

Tras la visita de Iglesias, que se inició a las 10, el Rey recibe al líder del PSOE, Pedro Sánchez, sobre quien están puestos los ojos en el caso de que el candidato del PP, Mariano Rajoy, no consiga suficientes votos para la investidura. Sánchez, que está citado a mediodía, ha sido blanco de todo tipo de presiones, tanto desde la derecha como desde la izquierda (incluso desde su partido y organizaciones empresariales), por ser la fuerza clave en cualquiera de las combinatorias posibles sobre los fragmentados resultados electorales del pasado 20 de diciembre.

Sin embargo, el líder socialista ha defendido en todo momento que primero corresponde a Rajoy, como representante del partido con más diputados, intentar ser investido como presidente.

Rajoy cerrará por la tarde, a partir de las cinco, la ronda de consultas. Según han desvelado algunos de los representantes políticos que le han precedido en las audiencias, el Rey considera que en la investidura debe prevalecer el “orden natural” definido por la obtención de escaños, por lo que concierne a Rajoy intentar la investidura.

En el encuentro con el jefe del Estado, el presidente del Gobierno en funciones revelará cuáles son sus intenciones. Si opta a una investidura para la que no cuenta más que los apoyos de su partido, 122 diputados, y algunas fuerzas minoritarias (en todo caso insuficientes a primera vista para superar la prueba). O si, por el contrario, prefiere no someterse a una elección que puede tener perdida de antemano con la consiguiente erosión parlamentaria.

En principio, Rajoy se ha declarado con fuerzas para presentar su candidatura. Si no recibe el apoyo del Congreso de los Diputados para ser elegido presidente del Gobierno, el Rey podría iniciar otra ronda de contactos con los partidos. O, en función de los datos que ha recabado a lo largo de la semana tras reunirse con 14 organizaciones (Esquerra Republicana de Catalunya y EH Bildu se descolgaron), dar la opción al siguiente partido en el “orden natural”, el PSOE.

El hecho de que el artículo 99 de la Constitución no haya sido desarrollado y acotado en una ley mantiene abiertas varias posibilidades. En cualquier caso, si en el plazo de dos meses tampoco logra suficientes apoyos, el Rey disolvería las Cortes y habría nueva convocatoria de elecciones.

Más información