Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Pablo Iglesias y la multiplicación de voces

La entrada de Podemos y sus alianzas en el Parlamento plantea la primera cesión de poder desde su fundación

La decisión tomada in extremis por Podemos y dos de sus tres alianzas territoriales el pasado martes en el Congreso —renunciar a formar cuatro grupos parlamentarios y registrar uno que bautizaron como “plurinacional”— plantea por primera vez desde la fundación del partido un debate sobre la cesión de poder y el reparto interno de papeles. Podemos se constituyó, en el congreso fundacional de noviembre de 2014, como fuerza política organizada con una fuerte estructura jerarquizada y centralizada. Con excepción de la líder andaluza Teresa Rodríguez, la voz crítica de mayor peso, Pablo Iglesias y su núcleo duro concentran casi todo el poder orgánico.

La entrada en el Congreso de esta formación y de sus candidaturas en Cataluña, Comunidad Valenciana y Galicia ha revertido, en parte, esa circunstancia. La primera grieta se vio claramente el mismo martes, con el abandono de los cuatro diputados de Compromís integrados en la lista valenciana. Además, Podemos registró un grupo de 65 parlamentarios con distintas voces y que refleja cesiones a En Comú Podem, la lista catalana impulsada por Ada Colau, y En Marea, la marca gallega. Empezando por el nombre oficial del grupo: Podemos-En Comú Podem-En Marea.

A la cabeza de esa estructura siguen, en cualquier caso, los tres pesos pesados de Podemos, cofundadores y procedentes de la Facultad de Ciencias Políticas de la Complutense de Madrid. Su secretario general y candidato a La Moncloa, Pablo Iglesias, será el presidente del grupo, según un modelo que históricamente han seguido el PP y el PSOE, y ahora también Ciudadanos. Íñigo Errejón, número dos de la formación, responsable de la estrategia política y con mano izquierda para el diálogo, ocupará el cargo de portavoz. Con ellos trabajará Carolina Bescansa, a quien en calidad de secretaria general del grupo corresponde el control de los diputados y del mensaje.

En ese círculo de confianza de Iglesias figurará también la psicóloga Irene Montero, su jefa de gabinete y ahora nombrada tercera portavoz adjunta. La cúpula de Podemos, fuerza que cuenta con 42 representantes en el grupo, tratará además de evitar la descoordinación entre el poder orgánico y la visibilidad del grupo parlamentario, como ha ocurrido en ocasiones en otros partidos.

Aunque todas las fuerzas del grupo descartan públicamente tener divergencias, esa posibilidad aumenta por el propio diseño de la agrupación. Errejón dijo que supone un “reconocimiento a la plurinacionalidad y a la fraternidad”, pero En Comú Podem (12 diputados) y En Marea (seis representantes) exigen mantener su voz propia y autonomía. La lista catalana, además, no renuncia a la celebración de un referéndum de independencia y dará, previsiblemente, prioridad a esa reclamación, aunque los de Iglesias se centren en la agenda social.

Reparto de tiempos

El grupo tendrá, a efectos organizativos internos, tres “agrupaciones”. La catalana, la gallega y la valenciana, esta última formada solo, por el momento, por los cinco diputados que rompieron con Compromís. A falta de concreción, la dirección de Podemos les cedió un reparto proporcional de los recursos y de visibilidad, según explicó Errejón. Xavier Domènech, nombrado portavoz adjunto primero, es el hombre de confianza de Colau en Madrid. Profesor de Historia de la Universidad Autónoma de Barcelona, ejerció durante unos meses como comisionado de memoria histórica del Ayuntamiento de esa ciudad.

La portavocía de En Marea, candidatura en la que están representados el Podemos gallego, las mareas, Anova y Esquerda Unida, será rotatoria entre sus seis miembros. De momento ocupará ese cargo Alexandra Fernández, procedente de Anova, la fuerza gallega de Xosé Manuel Beiras. Fernández cursa estudios de Arquitectura y Urbanismo.

La candidatura valenciana Compromís-Podemos-És el Moment quedó partida en dos. La principal representante del partido de Iglesias en esa alianza, Àngela Ballester, será portavoz adjunta cuarta. Ballester, historiadora, pertenece al Consejo de Coordinación, la ejecutiva de la formación, desde su fundación, y es secretaria de coordinación.