Selecciona Edición
Iniciar sesión

Iglesias y sus aliados se disponen a negociar con el PSOE

Podemos y las candidaturas autonómicas suavizan su exigencia de referéndum y piden a Sánchez sentarse ya para hablar

Podemos y sus alianzas autonómicas pretenden demostrar que puede abrirse una nueva fase de diálogo con el PSOE y que su prioridad es la agenda social. Aunque nadie renuncia al referéndum catalán, distintos portavoces aseguraron este miércoles que la consulta no es una línea roja para empezar a negociar con los socialistas. En Comú Podem, la lista impulsada por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, instó al PSOE a sentarse a hablar del modelo territorial. Todos se mostraron dispuestos a empezar ya conversaciones para una investidura.

Tras la renuncia por parte de Podemos y sus socios a formar cuatro grupos distintos en el Congreso de los Diputados se ha superado uno de los escollos que dificultaban el diálogo con los socialistas. Quedan todavía otros, pero este miércoles Marcelo Expósito, secretario de la Mesa de la Cámara baja y diputado de En Comú Podem, afirmó que esa decisión permite ahora “pasar página” y comenzar los trabajos parlamentarios sin “perpetuar una discusión”.

Mientras tanto, la secretaría política de Podemos, que dirige Íñigo Errejón, nuevo portavoz en el Congreso, elaboró un documento para fijar su posición sobre las hipótesis de pacto con los socialistas. En ese texto se lee: “Si Pedro Sánchez quiere ser investido, es él quien tiene que decir qué proyecto quiere para España [...]. Estamos dispuestos a tender la mano frente a los desahucios, a favor de un plan para modernizar la economía, frenar las políticas económicas de la desigualdad y revertir los recortes”. En ese informe no hay referencias al referéndum, aunque Irene Montero, dirigente de máxima confianza de Pablo Iglesias, recordó que su formación sigue defendiéndolo. Con todo, el partido ya no habla de la consulta con el tono que utilizó el propio Iglesias la misma noche del 20-D, en referencia a condiciones “inaplazables e imprescindibles”.

Montero hizo hincapié en sus propuestas sobre el Estado de bienestar en La Sexta. “Los debates sobre quién va a conformar el nuevo Gobierno no pueden esperar. Hay propuestas de cumplimiento más urgente, como que no haya un desahucio más, ni más cortes de luz y agua y que la sanidad vuelva a ser verdaderamente universal”, dijo.

Galicia y Cataluña

La portavoz de En Marea, la candidatura con la que Podemos concurrió a las elecciones en Galicia, también dejó la puerta abierta a apoyar una investidura de Sánchez en su audiencia con el Rey. “Vamos a tender la mano siempre al PSOE, porque sus bases le reclaman un proyecto de izquierdas alternativo al PP”, aseguró Alexandra Fernández. Esta diputada también puso el acento en la agenda social: “Apostaremos por un proyecto que blinde el Estado de bienestar”. Un argumento similar utilizó el valenciano Joan Baldoví, que junto con los otros tres parlamentarios de Compromís rompió el martes con Podemos. Se mostró dispuesto a dar su respaldo al líder socialista, y sobre el referéndum mantuvo: “Nosotros nos ceñimos a los intereses valencianos y en nuestra agenda no está este tema”.

La postura de En Comú Podem es la más complicada, porque sus dirigentes no renuncian a un pulso público por el referéndum. No obstante, Ada Colau apeló a la negociación en una entrevista en Vanity Fair, y este miércoles Expósito abrió la puerta el diálogo con el PSOE. “No sabemos cuál es la propuesta que tiene exactamente el PSOE”, dijo. Cuando conozca esa propuesta, la comparará con la suya para ver si son "compatibles o si son contradictorias". "Pero de momento no sabemos cómo quieren solucionar la cuestión catalana”, zanjó.