La Guardia Civil incauta 2.000 tarjetas-navaja en un polígono de Valencia

Los agentes también han requisado 825 defensas-linterna vendidas a través de una web

La Guardia Civil ha incautado 2.825 armas en el almacén de un polígono industrial situado en Moncada (Valencia). Los agentes se han hecho con 2.000 tarjetas de plástico convertibles en navaja cuya venta está prohibida al público, objetos de alta peligrosidad debido a su fácil ocultación y tamaño reducido. La Guardia Civil tuvo conocimiento de que se estaban comercializando las tarjetas en una armería de Melilla, donde se vendían al público pese a su ilegalidad.

Junto a ellas han requisado 825 defensas-linterna metálicas que según la Guardia Civil pueden causar lesiones graves o incluso la muerte. La normativa establece que este tipo de armas debe ser de goma.

La investigación que ha dado con las armas ilegales empezó en diciembre, cuando se descubrió que una web vendía al público las defensas-linterna. Los agentes enviaron entonces un informe a la Intervención Central de Armas y Explosivos (ICAE), que confirmó que se trataba de armas prohibidas a la venta. También comprobaron que el material no era fabricado directamente por los dueños de la web, sino que llegaban a través de otra empresa, que ya ha sido denunciada.

En la investigación han colaborado la Intervención de Armas y Explosivos de Valencia con sus homólogas de Zaragoza y Melilla.

Más información