Selecciona Edición
Iniciar sesión

El PSOE, dispuesto a que Podemos tenga dos grupos en el Senado

El PP, con mayoría absoluta en la Mesa, cree que incumple el Reglamento y no lo apoyará

Mònica Oltra y Pablo Iglesias, en Alicante. Foto: Bernardo Pérez | Vídeo: Atlas

El PSOE está dispuesto a permitir que Podemos y sus aliados territoriales tengan dos grupos diferenciados en el Senado "si el reglamento lo permite". Así lo ha asegurado este martes el portavoz socialista en la Cámara alta, Óscar López. El PSOE está a la espera de que los letrados del Senado dictaminen sobre la petición de Podemos de dividirse en dos grupos, uno general y otro en el que estarían los senadores de Galicia, la Comunidad Valenciana y Cataluña. "En coherencia al carácter territorial del Senado, apoyamos que Podemos tenga grupos diferenciados dentro de la legalidad y si lo permite el reglamento", ha precisado López a EL PAÍS.

Esta es la respuesta de los socialistas al anuncio del partido de Pablo Iglesias de que hará esa solicitud a la Mesa de la Cámara alta, que tiene hasta este martes para constituir los grupos parlamentarios. En cambio, los socialistas mantienen la negativa a que en el Congreso haya cuatro grupos diferenciados: el de Podemos y sus marcas. La formación de Iglesias ya ha registrado su petición de grupo con 11 senadores, aunque fuentes del partido precisaron que su petición podría cambiar antes de que finalice el plazo para presentar las solicitudes, que acaba hoy.

El Partido Popular, sin embargo, considera que el Reglamento del Senado impide que Podemos pueda conformar dos grupos diferenciados en la Cámara alta. El portavoz del Grupo Popular en el Senado, José Manuel Barreiro, sostiene en declaraciones a EL PAÍS que las confluencias y Podemos "son formaciones que han ido bajo el mismo paraguas en las elecciones, por lo que no hay dudas de que tienen que ir juntas en el mismo grupo". "El Reglamento no da cabida a que formen grupos separados y por tanto no lo vamos a apoyar", sostiene, aunque pide ser "respetuosos" con lo que decida la Mesa mañana, en la que el PP tiene mayoría absoluta, con cuatro representantes frente a dos del PSOE y uno del PNV.

Los populares están tan seguros de que la ley lo impide que no han solicitado un informe a los letrados de la Cámara, explica Barreiro, aunque respetan que el PSOE lo haya pedido. "Nosotros no lo hemos solicitado porque es muy clara la interpretación del Reglamento", apunta. Al mismo tiempo, sus objeciones son además de legales, políticas. "No estamos de acuerdo con partidos que defienden un referéndum en Cataluña y la ruptura de la unidad del país", incide el portavoz del PP. De la misma forma, subraya el senador, que "censuran" el préstamo de senadores que ha hecho el PSOE para facilitar los grupos de ERC, DL y el PNV que además creen que responde "a un pacto entre PSOE y los independentistas para que estos grupos apoyen la investidura del PSOE".

Al negarse a admitir grupos diferenciados en el Congreso, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, argumentó que la Cámara baja no es el foro territorial del Parlamento español. Los socialistas tienen una larga tradición de agruparse con otros grupos, como han hecho en el Senado en torno a la Entesa, en la que el PSC compartía grupo con ERC.

Las confluencias que concurrieron junto a Podemos en las pasadas elecciones generales —En Comú Podem, En Marea y Compromís-Podemos És el Moment— no han renunciado, como sí han hecho en el Congreso, a formar un grupo separado del de Podemos.

Los grupos coaligados con Podemos han presentado esta tarde en el registro del Senado una solicitud de grupo formado por 13 senadores, bajo el nombre de "Grupo plurinacional. Podemos Euskadi- En Comú- Compromís- En Marea". Integra a los nueve senadores de las confluencias: cuatro de En Comú, dos de En Marea y uno de Compromís, a los que hay que sumar otros dos elegidos en las autonómicas: un senador por Catalunya Sí que es Pot (la marca de la coalición catalana de Podemos en las autonómicas) y otro de Compromís. Además, se han sumado tres senadores de Podemos por Euskadi y uno de Galicia, este último porque cometieron un error y no lo incluyeron en el grupo de Podemos. El grupo de Podemos queda, por otro lado, con 10 senadores.

El reglamento del Senado exige un mínimo de 10 senadores para formar grupo. Las confluencias incorporar a otros cuatro senadores cedido de Podemos para sumar más de 10, igual que ha hecho con el PSOE con Esquerra Republicana, Democràcia i Llibertat y el PNV para permitirles formar grupo.

Más información