La Audiencia Nacional rechaza el recurso de Otegi contra su inhabilitación

El tribunal desestima las alegaciones presentadas por el exportavoz de Batasuna, que no puede optar a un cargo público hasta el 28 de febrero de 2021

La Audiencia Nacional ha rechazado este lunes el recurso presentado por los abogados de Arnaldo Otegi contra la condena que le inhabilita durante seis años y seis meses, hasta el 28 de febrero de 2021, para ocupar un cargo o empleo público. Esta decisión judicial, que cuenta con el respaldo de la fiscalía, implica que el exportavoz de Batasuna no podrá concurrir a las elecciones autonómicas de Euskadi previstas para octubre de este año. La defensa de Otegi, que ya había mostrado su predisposición a liderar a la izquierda abertzale en los próximos comicios, ha anunciado que recurrirá el auto de este lunes ante el Tribunal Supremo.

Nuevo revés para los planes electorales de la izquierda abertzale. Los magistrados de la sección cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, en un auto fechado este lunes, han desestimado los argumentos esgrimidos por la defensa de Arnaldo Otegi en el recurso presentado contra la inhabilitación hasta 2021 del exlíder de Batasuna, encarcelado actualmente por pertenencia a ETA.

En el escrito presentado ante el tribunal, sus abogados expusieron que no existía una "resolución judicial firme" que fijara esta medida y, además, apuntaron que no se "especificó" en ella los cargos concretos a los que no podía optar. Dos puntos que han rechazado contundentemente los jueces de la Audiencia Nacional.

Estos han considerado, con el informe a favor de la fiscalía, que la petición de la defensa "no puede prosperar en cuanto que, durante toda la tramitación de la ejecución de la condena, no se había opuesto a la misma". Es decir, este procedimiento no se encuentra en su fase inicial y "se han dictado resoluciones firmes y consentidas" por el propio Otegi "desde hace años".

El dirigente de la izquierda abertzale permanece en prisión desde el 13 de octubre de 2009, cuando la policía lo detuvo por orden del juez Baltasar Garzón en el marco del caso Bateragune —un intento de reconstruir la ilegalizada Batasuna—. Posteriormente, la Audiencia Nacional lo condenó a diez años de cárcel por integración en ETA en grado de dirigente, aunque el Tribunal Supremo rebajó después la pena a seis años y medio. Un plazo que expira el 8 de abril de 2016. Eso sí, la salida de la cárcel de Otegi está prevista para el 28 de marzo, ya que se le ha descontado en el cómputo las veces que tuvo que comparecer en los juzgados como medida cautelar.

La estrategia electoral de la izquierda 'abertzale'

Arnaldo Otegi había contestado positivamente en las últimas semanas a los sondeos de la izquierda abertzale para que liderase su lista en las próximas elecciones autonómicas, según explicaron a EL PAÍS fuentes de su entorno. Pero el nuevo auto de la Audiencia Nacional saca al exlíder de Batasuna de este proyecto, que ya contaba con el respaldo de Hasier Arraiz, presidente de Sortu y portavoz de Bildu, que mostró la pasada semana su deseo de que Otegui fuese el próximo candidato a lehendakari. Aunque advirtió que esa decisión le correspondía tomarla a las bases de la coalición independentista. "Tienen miedo a la democracia, y se les nota; pero este pueblo no renunciará nunca a hacer su camino. Arnaldo Otegi libertad", ha escrito Bildu este lunes en su cuenta de Twitter.

Aún así, la izquierda abertzale preveía que pudiese rechazarse el recurso de Otegi, por lo que ya barajaba un escenario en el que se quedara fuera de la candidatura, pero desempeñara un papel clave como baza electoral para octubre. La coalición aspira a recuperar el terreno perdido el 20-D, cuando Podemos irrumpió en el País Vasco como fuerza más votada y arrebató a Bildu un tercio de su electorado.

De vuelta a los argumentos de la defensa, el auto emitido este lunes subraya que se acordó la firmeza de la sentencia del caso Bateragune en un auto dictado el 23 de mayo de 2012. A su vez, se procedió a la liquidación de la condena de inhabilitación para cargo público en una resolución firme del 15 de enero de 2013, aprobada en providencia firme el 24 de enero de ese mismo año. "Es una pena que [Otegi] está cumpliendo desde hace un año y cuatro meses sin mediar oposición", remarca la resolución de este lunes de la Sala de lo Penal, que especificó que ésta no comenzaría a aplicarse hasta el 4 de septiembre de 2014, una vez cumplida una anterior condena.

Recurso ante el Supremo

Este nuevo dictamen del tribunal se produce apenas diez días después de que Arnaldo Otegi haya mostrado su predisposición a liderar a la izquierda abertzale en las próximas elecciones autonómicas en el País Vasco, previstas para octubre. Entonces, fuentes de su defensa aseguraron que confiaban en que la inhabilitación quedase sin efecto: "Al no disponer de una inhabilitación absoluta sino especial, pero sin precisiones en su contenido, puede ejercer cargos públicos". De hecho, afirmaron que existía jurisprudencia al respecto y se refirieron al caso de Iker Casanova, parlamentario de Bildu, que "pese a disponer de inhabilitación especial mantiene el ejercicio de su cargo por no estar precisado el contenido de esa inhabilitación, como sucede con Otegi".

Apenas unas horas después de conocer el contenido del auto, fuentes del entorno del exportavoz de Batasuna han anunciado este lunes que sus abogados recurrirán la decisión de la Audiencia Nacional, según ha informado Europa Press. Para ello, cuentan ahora con un plazo de cinco días y deberán presentar sus alegaciones ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

Más información