Selecciona Edición
Iniciar sesión

El PSOE no cederá diputados a Podemos pero está “dispuesto a hablar”

El responsable económico de los socialistas, Jordi Sevilla, acusa al partido de Pablo Iglesias de hacer la "política de siempre", tras la propuesta de Oltra de cederles diputados

El PSOE ha respondido este lunes, a través de un comunicado, a la propuesta de Mònica Oltra de ceder diputados para constituir grupos parlamentarios diferenciados a cambio de un pacto. "Los socialistas estamos dispuestos a hablar, como siempre hemos hecho. Sin embargo, creemos que el problema de Podemos no se solventa con la cesión de diputados de otros grupos", ha asegurado la formación en relación con el planteamiento que la líder de Compromís hizo en un artículo publicado por EL PAÍS. La razón, según los socialistas, es que ello no subsana el cumplimiento del artículo 23.2 del reglamento del Congreso, que determina que no se pueden formar grupos diferenciados entre formaciones que no se hayan enfrentado entre sí.

Los socialistas dejan claro que están dispuestos a buscar otras fórmulas ante la petición de Podemos, pero sin aceptar los cuatro grupos parlamentarios que demandan: uno para la formación en sí y otros tres para sus coaliciones en Cataluña, la Comunidad Valenciana y Galicia. Durante las conversaciones que han mantenido ambas formaciones sobre este tema se ha llegado a plantear que dentro del Grupo Parlamentario de Podemos se establezcan agrupaciones de diputados o grupos territoriales para que así se organicen a la hora de repartir los tiempos.

"En todo caso, el PSOE está dispuesto a seguir dialogando con los grupos sobre los mecanismos reglamentarios que puedan facilitar la constitución de grupos parlamentarios a las formaciones políticas que han obtenido representación", dicen los socialistas en su comunicado.

Los socialistas interpretan que esta presión de Podemos en favor de sus grupos a cambio de negociar una posible investidura de Sánchez es al final la vieja política que el partido de Iglesias dice querer combatir. "¿Qué opinará Iglesias de la propuesta de Oltra? ¿Quién manda ahí? Al final, asientos y sillones como línea roja. La política de siempre", ha escrito Jordi Sevilla, responsable económico del PSOE, en su cuenta de Twitter.

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha asegurado que su partido está dispuesto a estudiar vías de solución para que las marcas afines a Podemos tengan "voz propia" en la Cámara baja, dejando claro que la solución no pasa por ceder diputados, como pide Oltra. "A Podemos le sobran diputados en su grupo y los quiere mandar a otros tres grupos. De poco serviría que el PSOE le cediese uno o dos diputados. En todo caso, dejando esto claro, estamos dispuestos a hablar para ver qué solución a ese deseo de Podemos de que sus grupos, los que se han presentado en coalición con ellos, tengan una voz propia en el Congreso", ha explicado Hernando.

"Sorpresa ante la incapacidad"

El secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, ha insistido en la idea que desgrana su socia en la Comunidad Valenciana, la líder de Compromís, Mónica Oltra: los socialistas deben posibilitar que las confluencias de Podemos formen un grupo separado, de igual forma que han facilitado a Democràcia i Llibertat y a ERC la formación de grupo en el Senado. El número dos de Podemos ha avalado la propuesta de Oltra en una entrevista en TVE, en la que ha señalado que comparte con la dirigente de Compromís la "sorpresa ante la incapacidad del PSOE para entender qué pasó el 20-D".

En el artículo publicado en EL PAÍS, la líder del partido valenciano pide al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que los socialistas presten algún diputado a las confluencias, como hicieron la pasada semana en el Senado con Democràcia i Llibertat (la lista con que concurrió Convergència) y ERC para que pudieran tener grupo en la Cámara alta. Aunque no se trata de un problema de número de diputados —las tres listas territoriales de Podemos tendrían escaños suficientes, según el reglamento de la Cámara baja— la petición de la número dos del Gobierno del socialista Ximo Puig es un gesto que redobla la presión al PSOE.

Errejón ha insistido en que En Comú Podem ha ganado las elecciones generales en Cataluña, y que En Marea y Compromís-Podem han sido segunda fuerza en Galicia y la Comunidad Valenciana, respectivamente, por lo que merecen con más motivo un grupo separado en el Congreso que los partidos independentistas catalanes en el Senado. "No entendemos el doble rasero" (del PSOE), ha criticado. El secretario de Política de Podemos ha señalado, no obstante, que si no les permiten formar cuatro grupos distintos —una decisión que corresponde a la Mesa del Congreso, que tiene mayoría de miembros de PP y Ciudadanos— conformarán uno solo de 69 diputados, que englobe los 42 de Podemos más las confluencias, y ha sugerido que se organizarán para funcionar de forma separada. Uno de los planes b del partido es lo que Pablo Iglesias calificó como una solución “confederal”: un grupo único, pero como agrupación de fuerzas, al estilo de lo que en la pasada legislatura fue La Izquierda Plural, en la que Podemos y las cuatro confluencias se repartan papeles y puedan colaborar escenificando la autonomía de cada candidatura.

Aunque Errejón no ha formulado esa crítica, el PSOE ha tenido que salir al paso de quienes les acusan de haber obtenido alguna contraprestación por parte de DL o ERC a cambio de cederles los senadores. El portavoz del PSOE en el Congreso ha argumentado este lunes que lo que han buscado con esta medida es que ERC defienda la independencia de Cataluña en el Senado para "convencerles de que eso es una pésima opción". "Mis diferencias ideológicas con ERC son transoceánicas porque plantea la división de España y la separación de Cataluña", ha remarcado Hernando en una entrevista radiofónica para reafirmar que no ha habido ningún tipo de negociación a cambio de facilitarle tener grupo en el Senado. "No quiero vencerles, quiero convencerles, y para eso está bien que tenga voz propia en el Senado", ha añadido.

Ciudadanos, por su parte, ha censurado la actuación de unos y otros. El secretario de Comunicación, Fernando de Páramo, ha señalado a EL PAÍS que "Podemos tiene que entender que la campaña ya ha terminado y los españoles han elegido a los diputados de todos los partidos. Los diputados que no se han conseguido en las urnas no se pueden conseguir ahora en los despachos". Por su parte, el PSOE "debería tener claro qué proyecto para España quiere. La solución no es gobernar a cualquier precio prestando senadores a los independentistas de ERC y Convergencia y diputados a Podemos", informa Juan José Mateo.

Más información