Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Rey insinúa a los partidos que ve difícil la investidura de Rajoy

Felipe VI recibe a los representantes de Nueva Canarias, Foro Asturias y Coalición Canaria

"Tal vez nos tengamos que ver en un inmediato futuro", ha dicho el Monarca al despedirse

En la primera jornada de la ronda de contactos del Rey con los partidos para proponer un candidato a la presidencia del Gobierno afloró el escepticismo que rodea un proceso para el que no se vislumbra una mayoría diáfana que ponga fin a la situación de atasco institucional derivada de las urnas. Según refirieron los representantes de Nueva Canarias y de Foro Asturias tras el encuentro, Felipe VI no descartó que haya que recurrir a una segunda ronda de contactos ante las dificultades para que Mariano Rajoy, representante del partido con más escaños obtenidos, sea investido jefe del Gobierno.

La fragmentación electoral del pasado 20 de diciembre ha puesto al Rey ante una situación inédita desde la entrada en vigor de la Constitución de 1978. Su papel en el inicio de la legislatura ya no es un trámite como lo fue en el tiempo del bipartidismo. Siendo limitadas sus atribuciones por la Ley Fundamental, la falta de una mayoría clara para formar Gobierno reviste de protagonismo su figura en la ronda de contactos con los partidos que ayer inició en La Zarzuela, tras la cual debe proponer un candidato para que sea investido por el Congreso.

El Rey no ocultó este lunes a Pedro Quevedo Iturbe, de Nueva Canarias, ni a Isidro Manuel Martínez Oblanca, de Foro Asturias, las dificultades para que Rajoy sea investido en la primera fase del proceso sin necesidad de dar oportunidad a otro candidato, que de fracasar también llevaría a la convocatoria de nuevas elecciones. En ese sentido, no les descartó que quizá volvieran a reunirse en una segunda ocasión, aunque esas dificultades también se extenderían a otors posibles candidatos.

Quevedo Iturbe, de Nueva Canarias, la formación con menos escaños, fue el primero en entrevistarse con Felipe VI y en desvelar su incertidumbre, aunque, tras una llamada de la Casa del Rey, tuvo que matizar sus declaraciones. Según explicó después en el Congreso de los Diputados, se despidió de don Felipe bromeando sobre la posibilidad de un inminente reencuentro, informa Juan José Mateo. “Es posible que nos tengamos que volver a ver”, dijo al Rey, que no le negó la posibilidad riéndose del comentario.

“La broma que hice no fue negada por el Rey, pero es que si la hubiese negado nos tendríamos que preocupar porque es uno de los escenarios posibles”, añadió el representante del partido canario, que firmó una alianza electoral con el PSOE que incluye el compromiso de votar a favor de la investidura de Pedro Sánchez. “Don Felipe es perfectamente consciente de que es un escenario probable que fracase esta primera iniciativa de formar mayorías en el Congreso de los Diputados, o incluso de que se tengan que repetir las elecciones”.

Foro Asturias

Tras el diputado de Nueva Canarias, el Monarca se entrevistó con el representante de Foro Asturias, Isidro Manuel Martínez Oblanca, quien al llegar al Congreso de los Diputados fue mucho más explícito, informa Elsa García de Blas. El parlamentario aseguró en la Cámara que Felipe VI le dijo al término de la reunión: “Tal vez nos tengamos que ver en un inmediato futuro”. El diputado manifestó que también conversó con el Rey sobre la posibilidad de la repetición de las elecciones, pero no quiso dar más detalles. Martínez Oblanca, aliado del PP, señaló que votará a favor de una investidura de Rajoy. Como es habitual, la Casa del Rey declina comentar las declaraciones hechas por quienes se han reunido con Felipe VI.

El Rey cerró las audiencias del lunes con la diputada de Coalición Canaria Ana María Oramas González-Moro, quien aseguró, en la línea de los anteriores, que “no hay ambiente de tener Gobierno en los próximos meses”, aunque no desveló las impresiones del Rey al respecto, informa Francesco Manetto. Oramas transmitió al Monarca su convicción de que “pronto habrá un proceso electoral”, porque ve poco probable que Rajoy o Sánchez puedan formar Gobierno.

Hasta el viernes, Felipe VI se entrevistará cada día con tres representantes de las formaciones con representación parlamentaria, excepto con el de Esquerra Republicana de Cataluña y EH Bildu, que se han descolgado de las audiencias. Una vez entrevistado con las 13 formaciones del Congreso de los Diputados, deberá proponer un candidato a la presidencia del Gobierno. Si este no logra el apoyo parlamentario, la presencia del Rey en el centro de la política española será mayor por ser la suya una figura crucial en la ronda de consultas.

Información desviada al Congreso

En un momento en el que la Constitución sitúa a Felipe VI en el epicentro de la política española y en el que más visible resulta la utilidad de la institución, la Casa del Rey trató de alejar de La Zarzuela la información de la ronda de contactos.

A diferencia de otras ocasiones, la Casa del Rey no solo evitó la presencia de redactores en el saludo de las audiencias del Rey con representantes políticos, sino que, mediante sus sugerencias a estos, desvió al Congreso de los Diputados la tensión informativa de los actos protagonizados por Felipe VI.

Más información