Selecciona Edición
Iniciar sesión

Guardianes de las esencias

Podemos cumple dos años. Teresa Rodríguez, Monedero y Miguel Urbán vuelven al escenario original: el Teatro del Barrio

Podemos nació hace dos años como una hipótesis de movimiento político. “Tiramos una piedra en el estanque a ver si hacía ola, y la ola nos ha llevado a la orilla”. Con estas palabras celebraba este domingo el exidirigente del partido Juan Carlos Monedero el segundo aniversario de la formación. Lo hizo desde el mismo escenario en el que Podemos echó a andar, el del Teatro del Barrio de Lavapiés. Ese acto de conmemoración, alentado por el sector de los llamados críticos del partido y próximo a Izquierda Anticapitalista, refleja también el camino andado.

Este domingo hablaron, entre otros, la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, y el eurodiputado Miguel Urbán, que el 17 de enero de 2014 compartieron micrófono con Íñigo Errejón y el principal impulsor del partido, Pablo Iglesias. Carolina Bescansa también asistió a esa presentación. Dos años después, ningún miembro de la ejecutiva volvió al Teatro del Barrio. Iglesias viajó el sábado a Lisboa y Errejón estuvo ayer en Euskadi. Rafael Mayoral se excusó por razones de agenda, según señaló Manuel Garí, presentador y organizador del debate, en el que participaron también los concejales de Ahora Madrid Carlos Sánchez-Mato y Montserrat Galcerán, la diputada autonómica de Podemos Beatriz Gimeno, Yayo Herrero, de Ecologistas en Acción, y el sindicalista del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) Diego Cañamero.

Todos trasladaron a la dirección de Podemos sus advertencias, que se resumen en la necesidad de no perder de vista el espíritu fundacional y conservar las esencias, lo que significa también recuperar el contacto con los círculos, la unidad de organización de militantes y simpatizantes. Todos hablaron de reto de futuro. “Hay que poner en valor el tesoro más importante que tenemos en Podemos y también el más vulnerable, los círculos”, avisó Teresa Rodríguez.

Sus palabras expresan la necesidad que hay, en opinión de este sector, de guardar las esencias de Podemos. En el debate se escucharon palabras de desánimo “por el cierre organizativo de Podemos después de Vistalegre” y muchas comparaciones con lo que ocurrió al PSOE tras convertirse en fuerza hegemónica y ser “absorbido por las instituciones”.

Algunas de las palabras más repetidas fueron “proceso constituyente” (el proyecto de reforma integral de la Constitución abandonado durante la precampaña por Iglesias y sustituido por propuestas de reforma parciales) y “desborde”, en referencia a la participación ciudadana que fue una de las señas de identidad del partido. Rodríguez, que conoció a Iglesias el mismo 17 de enero de 2014, pidió recuperar “el primerísimo eslogan de Podemos: por el protagonismo popular y ciudadano”.

Igual que Miguel Urbán, la secretaria general andaluza procede de Izquierda Anticapitalista, que tuvo un papel fundamental para poner en marcha la estructura organizativa de Podemos. Urbán recordó que la entrada de los 69 diputados de Podemos y sus candidaturas afines en la Cámara baja no debe alejar el espíritu original. “Hay que seguir rodeando el Congreso”, afirmó. Nadie planteó debates internos de calado, pero Rodríguez advirtió: “Tenemos que ser capaces de debatir sin dramas y poner nuestras diferencias políticas sobre la mesa”.