Selecciona Edición
Iniciar sesión

Una familia de León fallece en un accidente de avioneta

La aeronave se estrelló en una zona de difícil acceso en Cuenca

La pareja y las hijas, de 22 y 25 años, regresaban de Alicante dónde fueron a recoger un coche

Los servicios de rescate de la Guardia Civil y los bomberos de Motilla del Palancar (Cuenca) hallaron este domingo en una zona montañosa de Beamud (Cuenca) los cuerpos sin vida del empresario leonés Rogelio Fernández Álvarez, su esposa y sus dos hijas, de 22 y 25 años. Los cuatro viajaban en una avioneta que el sábado por la tarde se estrelló en la serranía de Cuenca.

Aunque en un principio se pensó que en la aeronave sólo viajaban el Fernández y una de sus hijas, este domingo se ha confirmado que también se encontraban en la avioneta siniestrada la esposa del empresario y su otra hija, informa El diario de León.

La familia había salido la mañana del sábado desde el aeródromo de Pajares de los Oteros (León), del que el empresario era copropietario y que fue inaugurado este octubre. La avioneta llegó a Alicante sin problemas, donde supuestamente iban a recoger un coche que habían comprado. Los planes de la familia eran que el empresario y una de sus hijas regresaran desde el aeródromo de Mutxamel (Alicante) en la aeronave y la esposa y la otra hija lo hicieran por carretera, en el coche que habían adquirido. Sin embargo, un problema mecánico del vehículo obligó a la familia a dejar el coche estacionado en el aeropuerto, según confirmó ayer el alcalde de Pajares de los Oteros, Julio César Fernández.

Fuentes del equipo de rescate indicaron que las tareas de búsqueda del aparato, que se estrelló cerca de las cinco de la tarde del sábado fueron “muy complicadas”, dada la orografía del terreno y el difícil acceso con vehículos. La avioneta cayó a tierra por causas que se desconocen en el paraje conocido como Cerro de los Rabadanes. El suceso se encuentra todavía bajo investigación para determinar las causas, según explicaron a Europa Press fuentes de la delegación de Gobierno en Cuenca.

En el lugar de los hechos, se desplazó un amplio dispositivo compuesto por miembros del Instituto de Medicina Legal de Cuenca; equipos de rescate y la Unidad Orgánico de la Policía Judicial de Cuenca, así como el equipo de Guardia Civil especialista de investigación en catástrofes, efectivos de bomberos de Motilla del Palancar, un helicóptero de la Guardia Civil de apoyo y un equipo de aviación civil especializado en estos sucesos.

Por su parte, fuentes judiciales indicaron a la agencia EFE que el juzgado de Instrucción número 1 de Cuenca abrió diligencias previas para el levantamiento de los cadáveres.

Según fuentes cercanas a la familia, el empresario era un experimentado piloto. Había puesto en marcha el aeródromo de Pajares de los Oteros, donde se impartían cursos de aviación y se alquilaban avionetas.

 

Más información