Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Ciudadanos cree que la población valora su capacidad para el pacto

Los dirigentes de Rivera atribuyen el repunte de casi un 3% de votos que le atribuye el último sondeo de Metroscopia a que han demostrado que pueden dialogar con PP y PSOE

ampliar foto

Los votantes españoles valoran la capacidad de Ciudadanos para pactar a derecha e izquierda, y su voluntad de actuar como mediador entre PP y PSOE para lograr grandes pactos de Estado. Esa es la explicación que le dan los dirigentes del partido de Albert Rivera al último sondeo de Metroscopia, en el que el partido sube casi un 3% en estimación de voto sobre el resultado que logró en las elecciones generales del 20-D, en las que logró 40 diputados y entró con fuerza en el Congreso, pero se quedó muy por detrás de las expectativas alimentadas por las encuestas. Ciudadanos no tiene hoy la llave de la formación de Gobierno, pero ha contribuido, por ejemplo, a impulsar, el acuerdo de la Mesa de la Cámara Baja.

"Los españoles han votado cambio, pero también han votado diálogo", opina Fernando de Páramo, secretario de comunicación del partido de Rivera. "Un ejemplo de la política de diálogo que está liderando Ciudadanos es el primer gran consenso que ha permitido tener una Mesa del Congreso más plural poniendo de acuerdo a PP y PSOE", sigue. "Los españoles valoran que Ciudadanos tenga un nuevo proyecto común para España que desde el diálogo defiende lo mismo en cualquier parte del país: la unión, la igualdad, la solidaridad, la regeneración política y la recuperación económica. Un proyecto que no concederá privilegios a los que quieren trocearla unión y la igualdad de todos los españoles", añade.

Los dirigentes del partido consideran que el repunte que recoge la encuesta se debe a su capacidad negociadora. Eso, señalan, ya ocurrió tras las elecciones autonómicas de 2015. Entonces, como ahora, el partido obtuvo resultado por detrás de las expectativas, para repuntar inmediatamente en los sondeos cuando llegó la hora de los pactos para formar Gobierno.

"Pasó lo mismo en Autonómicas de Andalucia cuando subimos después de las elecciones", recuerda De Páramo. "En ese caso era distinto, pero fuimos capaces de desbloquear la situación que había en Andalucía bajando al barro con condiciones que se están cumpliendo. Los españoles premian a los que son capaces de dialogar con los demás aunque piensen distinto".