Selecciona Edición
Iniciar sesión

Rajoy califica de fraude la cesión de senadores del PSOE a nacionalistas

"Los españoles no se merecen esto", asegura el líder del PP en un acto del partido en Zamora

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, criticó este sábado con dureza a Pedro Sánchez por ceder senadores “a dos partidos que están echando un pulso al Estado”, en alusión a ERC y Democràcia i Llibertad (la coalición de la que forma parte Convergència). “Los españoles no se merecen esto y los votantes del PSOE tampoco”. Para el líder del PP el objetivo de esa cesión es buscar una “coalición contra natura” que le impida ser de nuevo presidente del Ejecutivo.

“No estoy aquí de campaña electoral. No vengo a inaugurar nada”, tuvo que aclarar Mariano Rajoy a su llegada a Zamora en el tren de alta velocidad que empezó a rodar el pasado diciembre. El líder del PP se ha propuesto realizar viajes de este tipo durante los fines de semana que dure el proceso de negociación para la investidura —el próximo será a Valladolid—. El objetivo es doble: por un lado, reunirse con dirigentes provinciales del partido para mantener la moral de las tropas tras la pérdida de 3,6 millones de votos en las elecciones del pasado 20 de diciembre, y por otro, opinar sobre la estrategia de pactos de sus contrincantes.

El mensaje de este sábado iba dirigido en su totalidad al líder del PSOE, Pedro Sánchez, al que criticó con dureza por ceder senadores a ERC y Democràcia i Llibertat para que pudieran tener grupo parlamentario en la Cámara alta. “No tiene ningún sentido. Cuando alguien se empeña en forzar las cosas, en hacer coaliciones contra natura y contra los intereses de los españoles, se toman decisiones como esa de apoyar a partidos que están echando un pulso al Estado. Es un gran error. Los españoles no se merecen esto y los votantes del PSOE tampoco”, dijo.

Rajoy, como viene haciendo todo el partido desde las elecciones, insistió en que un gobierno que no encabece la lista más votada, es decir, el PP, y presida él mismo sería “un gran fraude” e impediría “consolidar la recuperación económica”. El líder popular aseguró que un gobierno entre el PSOE, Podemos y los independentistas no tendría opción de tomar decisiones porque “son formaciones con posturas radicalmente distintas”, mientras que su partido, los socialistas y Ciudadanos, añadió, están de acuerdo en “lo fundamental: la unidad de España y la lucha contra el terrorismo.”

Pese a que el PSOE califica esa gran coalición que propone de “ensoñación” imposible, Rajoy insiste. “Los españoles han dicho a los partidos: ‘entiéndanse, hablen, escúchense unos a otros’. Y yo es lo que voy a hacer. Luego ya veríamos las fórmulas, pero creo que tenemos capacidad de diálogo y con esos 250 diputados —sumando a PP, PSOE y Ciudadanos— podríamos hacer las reformas que España necesita”.

El ejemplo alemán

Preguntado por si veía más cerca la posibilidad de repetir elecciones, dijo: “No lo sé. No estoy en la cabeza de mis correligionarios políticos. Lo que propongo es un Gobierno como el que hay en muchos países de Europa, como Alemania o Austria, donde gobiernan juntos el primer partido y el segundo. Es lo sensato y lo que más representa a la mayoría. Dar un mensaje ahora dentro y fuera de España de inseguridad, incertidumbre e inestabilidad sería muy negativo”.

Rajoy, que también aprovechó los micrófonos para decir que “España no se para aunque haya un Gobierno en funciones”, no intentará hablar la próxima semana con otros líderes políticos para dejar al Rey, que inicia su ronda con los partidos, todo el protagonismo. Él será el último en entrevistarse con el Monarca, el 22 de enero, antes de que Felipe VI proponga candidato a presidente del Gobierno.

Mensaje electoral con AVE al fondo

N.J.

El presidente en funciones convocó este sábado a la prensa a un acto de partido en la estación de tren de alta velocidad de Zamora. Quería criticar la estrategia de pactos de Pedro Sánchez y escogió este escenario para potenciar su mensaje.

“Hemos oído voces contrarias a la alta velocidad (en alusión a Podemos y Ciudadanos), incluso contra la alta velocidad en Galicia, pero sería un disparate que alguien decidiera pararlo una vez que ya se han hecho inversiones importantes y que solo queda el tramo entre Zamora y Ourense. Vamos a luchar para que no haya un cambio de Gobierno, pero si se produce, espero que no afecte a esta inversión", dijo Rajoy. 

Más información