Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los tres bomberos españoles detenidos en Lesbos quedan libres

La ONG Proem-aid informa que el juez ha impuesto una fianza de 5.000 euros a cada uno de los arrestados, acusados de tráfico ilegal de personas

Tras dos noches en los calabozos, los tres bomberos sevillanos detenidos el jueves en Lesbos (Grecia) dormirán este sábado fuera de comisaría. El juez ha decretado su puesta en libertad pasadas las nueve de la noche, según ha informado la ONG Proem-Aid, a la que pertenecen los tres voluntarios. El magistrado ha tomado esta decisión después de escuchar el relato de los españoles y el de otros dos activistas daneses, también arrestados. José Amor, uno de los compañeros de los andaluces, ha apostillado que estos han tenido que pagar 5.000 euros cada uno en concepto de fianza. "Este dinero es para que, en el caso de que se reanude la investigación, las autoridades griegas se aseguren la presencia de ellos", ha añadido.

En un primer momento, fuentes de la ONG han informado de que habían levantado los cargos. Pero después, el letrado defensor, Jaris Pétsikos, ha matizado esta cuestión. Ha indicado a Efe que los españoles tienen un mes para depositar el dinero, que sirve como garantía de que volverán a Grecia en caso de que las autoridades helenas les reclamen. La razón, ha remachado, es que la liberación de los cooperantes es una "decisión temporal", ya que la investigación continúa y tras su finalización un consejo de jueces determinará si existen cargos. "En los casos en que los delitos son tan graves y el juez decide que te puedes marchar es porque no hay pruebas de que los has cometido, además tratándose de ciudadanos extranjeros...", aseguró Pétsikos.

La vista contra los sevillanos —Manuel Blanco, Julio Latorre y José Enrique Rodríguez— arrancó sobre el mediodía de este sábado. Los andaluces, desplazados hasta la isla griega para asistir a los refugiados, se encontraban acusados de tráfico ilegal de personas y de posesión de armas. Las autoridades helenas los arrestaron, según su versión, cuando estaban auxiliando a tres embarcaciones de plástico con asilados a bordo y trataban de dirigirse con ellos a tierra firme. En ese momento, apareció la guardia costera, que los esposó y trasladó a dependencias policiales. Según los agentes, les hallaron varios cuchillos encima. Aunque los compañeros han incidido en que deben ser unos de "pequeñas dimensiones" que llevan con ellos por si lo necesitan durante sus intervenciones.

Los bomberos, dos del Ayuntamiento hispalense y uno de la Diputación Provincial, pasaron los dos primeros días en los calabozos. "Ya les han cambiado de celda y están en una de mayores dimensiones. Y tienen colchón...", relataba este sábado uno de sus compañeros, que se ha concentrado a las doce del mediodía frente al Consistorio de Sevilla. Junto a él, cientos de personas se han dado cita para exigir la libertad de los detenidos. También, decenas de voluntarios se han concentrado esta mañana frente a los juzgados helenos para apoyar a los activistas.

Según ha explicado Proem-Aid, los tres bomberos han acabado de declarar sobre las siete y veinte de la tarde. Una vez escuchados sus testimonios, le correspondía al fiscal y al magistrado decidir si eran juzgados posteriormente o no. Y, por tanto, también si los tres eran puestos en libertad o continuaban en detención preventiva. "No esperamos otra cosa que no sea la libertad sin cargos, porque no han hecho nada ilegal y las acusaciones son falsas", había reclamado un portavoz de la ONG durante la concentración en Sevilla.

Las reacciones en España se han sucedido desde el jueves. El PSOE andaluz ha calificado de "incomprensible" la actuación policial. Marina Albiol y Javier Couso, eurodiputados de IU, han denunciado ante la Comisión Europea el arresto. Y Podemos ha exigido al Ejecutivo de Rajoy que aclare la situación. Por su parte, tres parlamentarios de Syriza, el partido gobernante en Grecia, han declarado este sábado a favor de los bomberos, según ha destacado Proem-Aid.

Condenado un español en Quíos

Por su parte, el cuarto español detenido en Grecia esta semana (en la isla de Quíos) fue liberado el viernes por la mañana. El ciudadano, que ha pedido discreción y que su identidad no sea revelada, fue condenado a siete meses de prisión, según fuentes europeas. Aunque, eso sí, la entrada en la cárcel ha quedado suspendida tras el acuerdo de las partes. Sin embargo, este español, al que acusaron de espiar en el puerto de Quíos, no podrá entrar en territorio griego durante los próximos tres años con la reserva de que, si lo hace, entrará en prisión perpetua.

Más información