Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El juez reabre el caso de Miguel Ángel Blanco e imputa a Kantauri

La Fiscalía pedía encausar al exjefe militar etarra tras rescatar dos cartas manuscritas en las que ordenaba a los comandos secuestrar a ediles del PP

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha reabierto este viernes el sumario por el secuestro y asesinato del concejal del PP en Ermua (Bizkaia) Miguel Ángel Blanco, en julio de 2007. Y lo hace para imputar como inductor del crimen al exjefe militar etarra José Javier Arizkuren Ruiz, Kantauri. El magistrado pretende interrogarles sobre dos cartas manuscritas, rescatadas por la Fiscalía, en las que Kantauri ordenaba a los terroristas bajo sus órdenes “poner toda la fuerza posible en levantar a un concejal del PP, dando un ultimátum de días para que los presos estén en Euskadi”.

La decisión de Velasco se produce un día después de que la Fiscalía solicitara reabrir la causa después de haber “examinado minuciosamente” sumarios antiguos por terrorismo y ha “identificado nuevos elementos indiciarios” que sirven para “establecer de forma sólida” que fue Kantauri quien “dio la orden al comando ejecutor” para secuestrar y asesinar a Miguel Ángel Blanco.

Kantauri se convirtió en el responsable directo de los comandos ilegales (fichados) de ETA en noviembre de 1994, tras el arresto de Alberto López de Lacalle Mobutu, y hasta su detención en París en marzo de 1999. En este periodo, ETA multiplicó sus acciones contra políticos, en especial del PP, partido entonces en el Gobierno.

En las dos cartas manuscritas internas rescatadas por la Fiscalía y que constaban en el sumario de 1997, Kantauri ordena lo siguiente a los comandos: “Poner toda vuestra fuerza, ganas y militancia en levantar un concejal del PP”. En la misiva les recuerda que “es el secuestro lo que crea inestabilidad y contradicciones mayores por su dureza”.

El ministerio público aporta indicios de otros sumarios para reforzar la tesis de que Kantauri dio la orden de asesinar a Blanco. El etarra arrepentido Valentín Lasarte manifestó en 1996, tras su arresto, que recibía las órdenes de atentar “de parte de Kantauri”. Lo mismo contaron tras ser detenidos los miembros del comando Andalucía que confesaron, tras ser arrestados, su intento fallido de secuestrar a un concejal del PP en Nerja (Málaga) y los raptores del abogado Cosme Delclaux, en 1998.

El fiscal recuerda, asimismo, que Arizkuren Ruiz ha sido condenado ya como responsable del asesinato del concejal del PP Alberto Jiménez Becerril y de su esposa, perpetrado en enero de 1998 en Sevilla. También señala que el exjefe etarra está imputado por ordenar el asesinato de Gregorio Ordóñez, portavoz del PP en el Ayuntamiento de San Sebastián en enero de 1995.