Selecciona Edición
Iniciar sesión

Ciudadanos afea a Rajoy la falta de detalle en su oferta reformista

El partido de Rivera critica falta de concreción de las propuestas detalladas por Margallo

ampliar foto

La dirección de Ciudadanos ha recibido con frialdad las reformas que propone el PP para convencer a la formación emergente y al PSOE de apoyar la investidura de Mariano Rajoy como presidente. Las medidas, según la dirección del partido, adolecen de falta de detalle y olvidan temas clave para los de Albert Rivera, como profundizar en la separación de poderes y avanzar en la independencia de los reguladores de la economía. Los 40 diputados de Ciudadanos no tienen el peso suficiente para decidir la investidura del próximo presidente por sí mismos, pero el candidato del PP ha expresado su interés en contar con su apoyo para crear una mayoría estable.

"Los temas que enumera coinciden en parte con los que consideramos necesario tratar. Pero sólo son titulares", opinó José Manuel Villegas, vicesecretario general del partido y jefe de gabinete de Albert Rivera, sobre las medidas enunciadas el jueves por José Manuel García Margallo, ministro de Exteriores. A saber: una reforma constitucional que reescriba el papel del Senado, clarifique el mapa competencial entre la Administración central y las Comunidades Autónomas y fije los principios básicos del sistema de financiación; una Ley de compensación social; cambios en el sistema fiscal; y un pacto nacional por la educación. "Esto se puede entender como un movimiento en la línea de acercarse a las posturas de Ciudadanos, pero sin que haya habido una conversación", abundó el vicesecretario general del partido, que ya ha descartado apoyar afirmativamente la investidura de los candidatos del PP y del PSOE. "De momento lo que hay son movimientos unilaterales, no fruto de un diálogo". 

El 23 de diciembre de 2015, Rivera conminó a Rajoy y a Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, a abrir negociaciones para pactar una hoja de ruta reformista que permitiera el inicio de la legislatura bajo el paraguas de ese programa consensuado entre los tres partidos. Esa mesa de negociaciones, según el líder de la formación emergente, sentaría también las bases para que las fuerzas constitucionalistas coordinaran su respuesta al reto independentista de la Generalitat de Cataluña. Los dirigentes de Ciudadanos consideran una buena señal que el PP ponga ya reformas sobre la mesa, aunque no las considera suficientes ni satisfactorias.

"Habría que ver el contenido que plantean", argumentó Villegas. "Las nuestras están muy detalladas y en casi todos los casos van en la dirección contraria de lo que el Gobierno del PP ha hecho en su último mandato", aseguró. "Además, faltan temas fundamentales", advirtió sobre el listado hecho público por Margallo. "Entre otros, la separación de poderes y la independencia de los organismos reguladores de la economía".