El fin de semana arranca con nieve y tiempo gélido

La bajada de los termómetros se producirá por la entrada del viento frío desde Europa

ampliar foto

Abrigos, guantes y gorros de lana para un fin de semana que arranca acompañado de un descenso térmico generalizado. Un frío invernal que dejará a su paso fuertes heladas, sobre todo en la zona norte y centro de la Península. La bajada de los termómetros se producirá por la entrada de un fuerte viento que llega desde el norte de Europa y entrará por el nordeste e islas Baleares. Además, las cotas de nieve se quedarán en solo 500 metros de altura en algunas comunidades autónomas del norte.

Una quincena de provincias está este viernes en alerta naranja o amarilla por fenómenos meteorológicos adversos. Las temperaturas más extremas se registrarán en las zonas del norte y parte de la isla de Mallorca, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Los bajos termómetros traerán precipitaciones en forma de nieve. Las cotas se quedarán en los 500 metros en las provincias del norte y en el sureste peninsular pasará de 1.500 a entre 900 y 1.100 metros.

Las temperaturas máximas se mantendrán por debajo de los 10 grados en toda la mitad norte peninsular, en áreas de la Meseta sur y del Sistema Penibético. En algunas ciudades los termómetros ni siquiera pasarán de los tres grados, como Burgos y Soria; de los cinco, como en Segovia; o de los seis, como en como en Huesca, León, Palencia, Pamplona y Vitoria.

El viento va a soplar con fuerza en la cara norte de Cataluña, en los Pirineos y en Baleares, donde las rachas oscilarán entre los 80 y 90 kilómetros por hora. Las heladas afectarán sobre todo a la zona norte y centro de la Península, pero se trasladaran hasta el sur durante el domingo. En algunos puertos de montaña los termómetros caerán hasta los ocho y 12 grados bajo cero. Los territorios costeros del este y la isla de Menorca tienen también avisos de oleaje fuerte.

Más información