La exalcaldesa de Jerez (PSOE), encarcelada por malversación

Su predecesor Pedro Pacheco (PA) ya está encarcelado mientras que el Supremo investiga a su sucesora, la exregidora María José García Pelayo (PP)

ampliar foto

La exalcaldesa de Jerez de la Frontera (Cádiz) Pilar Sánchez (PSOE) ha ingresado este domingo en la prisión de Alcalá de Guadaíra para cumplir la condena del Tribunal Supremo a cuatro años y medio de cárcel por malversación, falsedad en documento oficial y prevaricación, impuesta hace un mes. La regidora sigue los pasos de su antecesor, Pedro Pacheco, encarcelado desde 2014 por dos casos de enchufismo por los que cumple una condena de cinco años y medio de prisión. 

La justicia investiga asimismo a la sucesora de Sánchez y senadora, María José García Pelayo (PP), por los contratos que la trama Gürtel firmó con el Ayuntamiento gaditano. El Tribunal Supremo ha visto indicios contra García Pelayo y ha abierto una causa contra ella por prevaricación y falsedad en documento público. De este modo, los tres antecesores de la actual alcaldesa socialista Mamen Sánchez, de tres partidos distintos, están investigados por la justicia por actuaciones supuestamente irregulares.

Salvando las distancias, la nefasta gestión municipal de los alcaldes de la ciudad gaditana se asemeja a los alcaldes marbellíes, todos ellos salvo la actual -Ángeles Muñoz- procesados por la justicia y encarcelados como Jesús Gil y Julián Muñoz, o camino de prisión como Marisol Yagüe.

La exalcaldesa jerezana entre 2005 y 2011 Pilar Sánchez sucedió al andalucista Pedro Pacheco. El pasado diciembre el Tribunal Supremo confirmó la sentencia de la Audiencia de Cádiz a cuatro años y medio de prisión y a ocho de inhabilitación por la concesión irregular de una subvención para la firma Tecnología e Innovación Sanitaria (TISA) para adquirir suelo en el parque Tecnológico Agroindustrial de Jerez.

Los jueces censuran que la alcaldesa adjudicó la ayuda máxima a dicha empresa gracias a "su exclusiva voluntad", situada "extramuros de toda justificación que pudiera tener el más mínimo apoyo racional". Tras influir sobre el funcionario competente para que tratase "con cariño" a la compañía, más tarde presionó al perito para lograr que adjudicase a TISA la máxima puntuación y así lograr el mayor beneficio económico. Finalmente, como todas estas presiones no fueron suficientes, se manipuló el informe final del perito y se sustituyó por otro firmado por un capataz del Consistorio.

Tras la sentencia del alto tribunal, al igual que la alcaldesa debe ingresar en prisión la concejal María del Carmen Martínez, también condenada por los mismos hechos. El Supremo ya rechazó los recursos de casación interpuestos por ambas políticas contra el fallo de la Audiencia de Cádiz. Ahora esta instancia ha rechazado los recursos de súplica interpuestos por los abogados de las exdirigentes socialistas.

Más información