Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Batasuna admite el daño a las víctimas para eludir la cárcel

35 miembros de la formación pactan con la fiscalía y reconocen sus vínculos con ETA

Treinta y cinco miembros de la reconstruida Batasuna, el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) y Acción Nacionalista Vasca (ANV) se comprometieron ayer a renunciar a la violencia y a reparar el sufrimiento de las víctimas a cambio de eludir la cárcel. El compromiso forma parte del pacto alcanzado con la fiscalía y las acusaciones para reducir las condenas en el juicio contra la cúpula de Batasuna que se ha celebrado en la Audiencia Nacional. Los procesados aceptaron penas de entre un año y medio y dos años de prisión.

El acuerdo alcanzado entre la fiscalía, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y Dignidad y Justicia (DyJ) ha terminado antes de tiempo con el juicio que se celebraba desde diciembre pasado. Los 35 procesados, para los que se pedían hasta diez años de prisión, han reconocido haber sido “instrumentalizados” por ETA y aceptado condenas que oscilan entre un año y medio y dos años de cárcel por pertenencia a banda terrorista.

Todos los acusados han reconocido por primera vez el daño causado a las víctimas y se han comprometido a colaborar a repararlo y a renunciar a la violencia. Para llegar al acuerdo, los procesados, entre ellos históricos dirigentes de Batasuna como Pernando Barrena, han admitido que se encargaron de contribuir a la estrategia de ETA para lograr que la banda pudiera mantenerse en las instituciones tras la legalización de Batasuna.

El pacto les permite eludir la cárcel, ya que cuando la pena es de hasta dos años de prisión el juez puede suspender el ingreso en la cárcel si el condenado no tiene otros antecedentes penales. Y el acuerdo contempla ya que la ejecución de las penas quedar suspendida habida cuenta del “reconocimiento de los hechos y de la voluntad de reparar a las víctimas del terrorismo”. Las condenas, además, se han reducido al aplicarse la atenuante de dilaciones indebidas, ya que han pasado más de cinco años entre que el fiscal presentó el escrito de acusación y se ha iniciado el juicio.

Entre los acusados en este caso está, además de Barrena, la exalcaldesa de Mondragón (Guipúzcoa) Inocencia Galpasoro. Ambos han sido condenados a un año y ocho meses de prisión. La exdiputada de PCTV Nekane Erauskin ha aceptado año y medio de cárcel.

Inhabilitación

En el texto del acuerdo, los procesados admiten que actuaron al margen de la ley y muestran su “compromiso con la renuncia a cualquier actividad relacionada con el uso de la violencia, queriendo que este reconocimiento contribuya a la reparación a las víctimas del terrorismo por el daño y sufrimiento que se les ha causado”. Las penas aceptadas incluyen la inhabilitación para el ejercicio de cargos públicos, por lo que ninguno de los condenados podrá presentarse a las elecciones vascas que están previstas para este año.

A la salida de la Audiencia Nacional, Pernando Barrena subrayó la apuesta de todos los acusados por “la exclusividad de las vías políticas y democráticas para alcanzar cualquier objetivo político” y celebró que este acuerdo ha servido para conseguir su “objetivo de no volver a ingresar en prisión”.