Selecciona Edición
Iniciar sesión

Iglesias responsabiliza al PSOE de frustrar una alternativa a Rajoy

"Si alguien ha puesto tierra de por medio con la posibilidad de cambio ha sido Pedro Sánchez"

La sesión constitutiva de las Cortes y el pacto alcanzado para la composición de la Mesa del Congreso ha servido este miércoles al líder de Podemos para responsabilizar al PSOE de frustrar futuros acuerdos entre estas dos formaciones. Pese a contar con dos representantes en el órgano de gobierno de la Cámara baja —la vicepresidenta Gloria Elizo y el secretario Marcelo Expósito, de En Comú Podem—, Pablo Iglesias rechaza el reparto acordado entre populares, socialistas y Ciudadanos, que concedió a Patxi López la presidencia de la Mesa, donde el PP y el partido de Albert Rivera tendrán mayoría. "Si alguien ha puesto tierra de por medio con la posibilidad de cambio ha sido Pedro Sánchez", ha afirmado el secretario general de Podemos al término de la sesión, en su primera comparecencia en la Sala del Escritorio.

Iglesias, que al salir del Congreso se ha emocionado al ser recibido por unos simpatizantes al grito de "Sí se puede", ha ido más allá. El líder de Podemos ha asegurado que no confía en Sánchez. Ambos se reunieron el martes para tratar de salvar las negociaciones. "No me fío de lo que el PSOE diga. A la hora de hacer, casi siempre se pone de acuerdo con el PP". "Hoy mismo", ha insistido en referencia al primer discurso del presidente del Congreso, "Patxi López repetía palabra por palabra cosas que anteriormente ha dicho Podemos, el problema no es lo que digan es lo que hagan y casi siempre se ponen de acuerdo con PP o con su muleta, que es Ciudadanos".

En su opinión, la votación, para la que Podemos ha propuesto a última hora a Carolina Bescansa —que ha logrado 71 votos, los de este partido y sus alianzas territoriales y los dos diputados de IU-Unidad Popular, Alberto Garzón y Sol Sánchez—, supone una "línea roja". Ha agitado el fantasma de la "gran coalición", sugiriendo que en el futuro Sánchez podría apoyar un Gobierno del PP, y ha calificado a PP, PSOE y Ciudadanos de "trío del búnker que quiere que nada cambie".

A pesar de ello, Iglesias ha evitado, igual que hizo el martes, cerrar definitivamente la puerta a un acuerdo con el PSOE. Lo ha expresado así: "Lo fundamental en política no es necesariamente fiarse. Nosotros estamos aquí rodeados de gente de la que no hay que fiarse. ¿Ustedes se fiarían del señor Gómez de la Serna? ¿Se fiarían de los ministros del PP? Nosotros no estamos aquí para fiarnos de nadie. Estamos aquí porque la gente nos ha puesto aquí para dar la cara por ellos".

Podemos ha presentado en la escalinata del Congreso, de forma simbólica, su primera proposición de ley, la llamada Ley 25 de Emergencia Social, una batería de medidas contra los desahucios, los cortes de luz y gas por impago y el copago farmacéutico. Forma parte de la agenda social que Iglesias y sus aliados quieren debatir con las fuerzas progresistas para tratar de ponerlas en marcha.

Grupo propio

Mientras tanto, las candidaturas de confluencias que concurrieron a las elecciones en Cataluña, Comunidad Valenciana y Galicia han insistido en su exigencia de formar grupo propio. Pese a la negativa inicial de los demás partidos, el plazo para la formación de los grupos vence el próximo lunes, 18 de enero. Así lo han hecho Xavier Domènech, de En Comú Podem; Joan Baldoví, de Compromís-Podemos; y Alexandra Fernández, de En Marea. "Tenemos todos los requisitos", ha recalcado Domènech, para quien el acuerdo para la constitución de la Mesa "solo es un epílogo de una forma de gobernar".

Más información