Selecciona Edición
Iniciar sesión

Podemos hace de la fórmula para prometer el cargo un mensaje político

En el Senado, miembros del partido de Iglesias y sus plataformas emplean indistintamente el castellano, euskera , catalán o gallego

]Los 69 diputados de Podemos y sus alianzas territoriales contrapusieron este miércoles en la sesión constitutiva de las Cortes el estilo de la “nueva política” a la liturgia habitual del Congreso. Los parlamentarios de la formación llevaron al hemiciclo una de sus declaraciones de intenciones —“que el Parlamento se parezca más a la gente”—, estrenando no solo una estética en algunos casos poco habitual, sino también una nueva fórmula para prometer su cargo: “Prometo acatar la Constitución y trabajar para cambiarla”.

Cada parlamentario de Podemos podía añadir —antes de cerrar su promesa o jura con un “nunca más un país sin su gente y sin sus pueblos”— una frase personal que iba a ser pronunciada, en principio, en su lengua materna. Pablo Iglesias afirmó: “Prometo acatar esta Constitución y trabajar para cambiarla”. A lo que añadió la frase de “un país con su gente” en lengua de signos. El secretario general del partido ya utilizó una fórmula similar el 13 de junio de 2014, cuando tomó posesión de su acta de europarlamentario. “Prometo acatar la Constitución”, dijo, “hasta que los ciudadanos de mi país la cambien para recuperar la soberanía y los derechos sociales”.

Íñigo Errejón, número dos de la formación, introdujo una frase en catalán para destacar su defensa de la “plurinacionalidad de España”. “Por la soberanía del pueblo, por una España nueva, per la fraternitat entre els pobles. Porque fueron somos, porque somos serán”, señaló. Otro miembro de la dirección, Rafael Mayoral, parafraseó al difunto presidente chileno Salvador Allende: “¡Viva España! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores!".

Ante los abucheos de la bancada popular, los de Podemos se reafirmaron, incluso oponiendo una resistencia estética, como hizo el diputado por Tenerife, Alberto Rodríguez, que luce peinado rastafari. “Aunque a algunos parece que les molesta que estemos aquí, yo prometo acatar la Constitución y trabajar para cambiarla”, dijo.

En el Senado también, hablando en castellano, euskera, catalán o gallego, la mayoría de los representantes del partido de Iglesias prometieron el cargo “por imperativo legal”. Dos lo hicieron “hasta la Constitución catalana”, otra “para poner esta Cámara al servicio del derecho a decidir de todos los pueblos del mundo”; y otros cuatro “hasta la constitución de la República catalana”.

García-Escudero pide la reforma de la Cámara

El presidente del Senado, Pío García-Escudero (PP), ha reclamado en su discurso la reforma de la Cámara Alta y ha defendido el papel que puede tener para perfeccionar el Estado autonómico, para "la participación activa de las Comunidades Autónomas en la política del Estado, desde esa visión cooperativa, multilateral, solidaria, y leal".

García-Escudero ha recibido a los nuevos senadores, entre los que se encuentran los de Podemos y sus plataformas, que querrían cerrar la institución, reivindicando el papel del organismo. "Se incorporan a una Cámara Parlamentaria que funciona a pleno rendimiento (…) Créanme cuando les digo que esta es una realidad palpable que está muy por encima de cualquier tópico falso", ha dicho el presidente del Senado. "Soy un gran convencido del valor del Senado".

En la Cámara baja, el diputado de ERC Joan Tardá proclamó, por su parte “Visca los paisos catalans”. “Visca Catalunya lliure [viva Cataluña libre]”, enfatizó otro diputado de Esquerra.

Otras imágenes, además de la decisión de Carolina Bescansa de llevar a su bebé, de seis meses, hasta su escaño, reflejan el intento de renovación del estilo en las Cortes y algún despiste. Los diputados de Compromís llegaron al ritmo de una marcha mora, el portavoz de Equo, Juantxo López de Uralde, lo hizo en bici, al igual que el exdirigente de Podemos Juan Carlos Monedero, quien se sentó en la tribuna de invitados, donde también estaban el histórico miembro de IU Manolo Monereo. La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, fue cacheada a la entrada, mientras que varios parlamentarios, entre ellos el propio Iglesias, declinaron dejar su abrigo en el ropero para llevárselo al escaño.

 

 

Más información