Selecciona Edición
Iniciar sesión

2015 acaba con el mayor número de motoristas muertos desde 2011

247 personas pierden la vida a bordo de este tipo vehículos, frente a las 187 de 2014

La seguridad de los motoristas constituye otra de las asignaturas pendientes de la DGT para este 2016. El balance de siniestralidad de 2015 ha revelado que, durante el pasado año, se disparó el número de fallecidos que viajaban en este tipo de vehículos. 247 personas se dejaron la vida en las carreteras —60 más que en 2014—, lo que supone un alza del 32% respecto al ejercicio anterior. Además, este dato implica un retroceso de cuatro años, ya que desde 2011 no se alcanzaba una cifra similar de muertos.

Según los sucesivos informes anuales publicados por el Ministerio del Interior, se contabilizaron 270 fallecidos en 2011; 218 en 2012; 215 en 2013; 187 en 2014; y 247 en 2015. Esta evolución demuestra el cambio registrado el pasado año, que rompió con la tendencia a la baja. De hecho, la directora general de Tráfico, María Seguí, ya mostró a principios de mes su preocupación por este fenómeno y explicó que tres factores diferentes explicaban la subida de motoristas muertos: el aumento de la movilidad; el alza de la edad media de este tipo de vehículos; y el incremento de los pilotos que no llevan casco —13 de los fallecidos el pasado año no lo tenían puesto—.

"Ante esta situación, las instituciones deberían apostar por una mayor concienciación entre los motoristas. Sobre todo, en las zonas rurales de interior, donde habitualmente se suelen dar estos casos", recalca María José Alonso, vicepresidenta de la Plataforma Motera para la Seguridad Vial, que también acusa al Estado de "no estar haciendo los deberes". "Es cierto que dentro del colectivo tenemos que hacer autocrítica, pero el Gobierno no se ha preocupado por mejorar el estado de las vías y colocar las señales verticales en su debido lugar", ha apostillado la representante del colectivo.

La DGT ha recordado que la mejora económica en 2015 provocó que un mayor número de pilotos se echaran a las carreteras: tanto para desplazarse de su domicilio a su puesto laboral, como para viajar por ocio. "Porque las motos tienen dos usos: lúdico y para trabajar", explica la Asociación Mutua Motera. "Además, las condiciones climáticas durante los festivos, especialmente en Semana Santa, fueron mejores que en 2014, lo que propició la salida de estos vehículos", resaltan fuentes de Tráfico.

Aún así, los colectivos de motoristas llevan meses denunciando el mal estado de las calzadas y la falta de inversión. La Asociación Española de la Carretera (AEC) publicó en 2014 un informe donde aseguraba que la situación de las carreteras era "la peor desde 1985" y que se necesita invertir 6.500 millones de euros para devolverlas a un estado óptimo. "Además, según los datos de la DGT, un 18% de los fallecidos en 2015 murió tras impactar contra un guardarraíl", apostilla Alonso. "Las asociaciones piden la rehabilitación del firme de las vías, muchas de ellas con grietas, baches y roturas en el pavimento o con la pintura desdibujada. Y también solicitan que los guardarraíles se sustituyan por los sistemas de protección para motoristas (SPM)", recalcó la diputada Rosana Pérez (BNG) el pasado abril en el Congreso.

Más información