Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

PSOE y Ciudadanos pactan que Patxi López sea presidente del Congreso

El Partido Popular retira a su candidato y renuncia a la presidencia

La petición de Podemos para tener cuatro grupos le aleja del pacto

La legislatura arrancará este miércoles con la elección del socialista Patxi López como presidente del Congreso, tras el acuerdo cerrado entre PSOE y Ciudadanos. Tras ese acuerdo, PP aceptó retirar su candidatura. Podemos no se sumó porque los otros tres partidos le niegan la posibilidad de crear cuatro grupos, el del partido de Pablo Iglesias y los de las candidaturas con las que concurrieron en Galicia, Cataluña y Valencia. El acuerdo incluye la presencia de los cuatro partidos en la Mesa. El pacto no presupone nada respecto a las negociaciones para la investidura del próximo presidente del Gobierno.

Mariano Rajoy y el PP serán conscientes el miércoles a mediodía de su nueva situación parlamentaria: verán cómo el socialista Patxi López toma posesión como presidente del Congreso. Los populares se han visto obligados, por la aritmética, a renunciar a ese cargo y ni siquiera presentarán candidato propio.

Será la primera vez en democracia que el presidente del Congreso no pertenece al grupo mayoritario de la Cámara. El exlehendakari será elegido, al menos, con los votos del PSOE y de Ciudadanos, que cerraron el acuerdo en una conversación entre Pedro Sánchez y Albert Rivera.

Mayoría de mujeres y solo Celia Villalobos repite

La nueva Mesa del Congreso tendrá por primera vez mayoría de mujeres: seis de nueve.

Solo Celia Villalobos repetirá en la Mesa del Congreso con respecto a la anterior legislatura. Mariano Rajoy anunció ayer su decisión de que la diputada del PP por Málaga vuelva a ser vicepresidenta de la Cámara. Con ella estarán las diputadas del PP Rosa Romero y Alicia Sánchez-Camacho, exlíder del partido en Cataluña.

El PSOE designó a Micaela Navarro, presidenta del partido y hasta ahora diputada autonómica andaluza. Navarro ya estuvo en el Congreso de los Diputados hace dos legislaturas.

Ciudadanos ha designado a sus diputados Ignacio Prendes y Patricia Reyes.

Por Podemos irán a la Mesa Gloria Elizo y Marcelo Expósito, elegido en la candidatura de En Comú Podem.

Ya había acuerdo casi cerrado para el reparto de la Mesa entre PP, PSOE y Ciudadanos a primera hora del martes. A mediodía Sánchez y Rivera cerraron el de la Presidencia y el líder de Ciudadanos confirmó con el PP que no habría candidato popular alternativo para evitar así la confrontación.

Por eso, el PSOE se esforzó en presentar el acuerdo como fruto del pacto solo con el partido de Rivera; Ciudadanos como un pacto con PP y socialistas con ellos como puente y los populares como fruto del consenso de los tres, con trascendencia para las futuras conversaciones para formar Gobierno. Y Podemos explicó su exclusión como el resultado de acuerdos para repartirse cargos y evitar que tengan más voz en el Parlamento. Es decir, en la manera de presentar el primer pacto de la legislatura quedó claro la estrategia y el interés de cada uno.

El socialista intentó que también se sumara al acuerdo Podemos y, por eso, mantuvo una conversación con Pablo Iglesias. El acuerdo no fue posible porque socialistas, populares y Ciudadanos rechazan la petición de Podemos de tener cuatro grupos diferentes: el de las candidaturas con las que concurrieron en Galicia, Cataluña y Valencia y el del resto de circunscripciones. Iglesias considera que esta petición es irrenunciable y, por eso, le explicó a Sánchez en la hora de reunión que no se suman. “Es un acuerdo con Ciudadanos", explicó Sánchez, quien añadió que “desgraciadamente Podemos no ha querido”, para dejar claro que no ha negociado con el PP. Sánchez lo desvinculó de futuros acuerdos de investidura de presidente del Gobierno. Rivera, por su parte, presentó el pacto como fruto de una negociación por separado: “No hemos podido sentar al PP y al PSOE en la misma mesa”.

Tras cerrarse el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos, el PP comunicó su decisión de renunciar al cargo. No hubieran tenido ninguna opción de ganar en la votación con la que se abre hoy la legislatura y el propio Mariano Rajoy confirmó ante la Junta Directiva Nacional del PP que no presentará batalla. “Creo que es un acuerdo que responde al planteamiento político que he manifestado respecto a la conformación del Gobierno”, se limitó a decir ante los dirigentes del PP, intentando dar transcendencia al acuerdo y sin mencionar expresamente la renuncia a lo que hasta ayer había sido una exigencia.

 

Reparto de la Mesa

 

Además, hoy se eligen ocho miembros de la Mesa: cuatro vicepresidencias y cuatro secretarías. Según el reparto acordado por los grupos, del que también el partido de Iglesias es ajeno aunque participe en el resultado, el PP tendrá tres puestos, el PSOE uno, Ciudadanos dos y Podemos dos.

Los populares aceptan el pacto porque pueden sumar mayoría con Ciudadanos, pero nunca solos, y el PSOE con el suyo más el presidente puede tener dos miembros que equilibren la Mesa. Los de Rivera se aseguran un papel clave y con el PP pueden frenar decisiones de PSOE y Podemos. Los socialistas intentaron que el PP cediera uno de sus tres miembros al PNV, pero los populares no aceptaron.

 

Podemos ve el “inmovilismo del búnker y la vieja política en instituciones”

Fuentes de la dirección de Podemos explicaron que “se dibuja una alianza a tres por el inmovilismo, un búnker contra el cambio que continúa con el enrocamiento de la vieja política en las instituciones”.

Añaden que “frente a ello, confiamos en que el PSOE apueste por la sensatez y acepte la propuesta de constitución de cuatro grupos parlamentarios que permitiría seguir avanzando hacia un acuerdo que haga real la voluntad de cambio que los ciudadanos han expresado en las urnas el pasado 20 de diciembre”.

La nueva Mesa tendrá que decidir en cinco días sobre la creación de los grupos, aunque ya está decidido que rechazará la petición de Podemos de tener cuatro grupos diferentes.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, defendió el acuerdo y aseguró que abre una nueva etapa con separación “absoluta de poderes y en la que se invalida la tentación que pueda tener cualquier grupo para hacer un uso partidista de la Cámara”.

En su opinión, intentar vincular o extrapolar este “gran acuerdo” con el PP y el PSOE para futuras alianzas de Gobierno “sería imprudente”.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró que “el PSOE apuesta por el diálogo, queríamos que la Mesa fuera plural. Lo más fácil hubiera sido atender al requerimiento inicial del PP, haber llegado a un acuerdo con el PP y no haber materializado esa pluralidad que ahora mismo hay en el Congreso de los Diputados, en la Mesa. Renunciamos a eso, abrimos el diálogo y la negociación con Podemos y Ciudadanos”.

“Lo importante es que hay un principio de acuerdo, que va a haber un nuevo presidente del Congreso y que ese presidente es una persona acreditada, que trasciende la figura de un partido político, con una gran experiencia institucional y que además, ha hecho del diálogo su bandera a lo largo de toda su trayectoria política”.

Acuerdo amplio

El presidente del Congreso durante la última legislatura y diputado del PP, Jesús Posada, celebró que su "sustitución" como presidente de la Cámara Baja haya sido consecuencia de un "acuerdo amplio de los dos partidos y con un solo candidato".

El PNV no apoyará a ningún candidato, es decir, votará en blanco en las dos votaciones: la de presidente y la de la elección de los miembros de la Mesa.

Más información