Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La Audiencia Nacional envía a juicio los contratos de Gürtel en Valencia

El juez De la Mata sienta en el banquillo a tres consejeros del Gobierno de Camps

ampliar foto

El juicio por los contratos entre la Generalitat valenciana y la trama Gürtel sentará en el banquillo a 27 personas, entre ellos tres exconsejeros del Gobierno de Francisco Camps (PP): Alicia de Miguel, Manuel Cervera y Luis Rosado. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha acordado este lunes la apertura de juicio oral por la llamada pieza cinco de la rama valenciana de Gürtel, la que investiga los contratos de varias consejerías, empresas públicas y una fundación de la Generalitat con empresas de la red entre 2004 y 2009, durante la presidencia de Camps.

En un auto de 116 páginas, el instructor envía esta pieza a juicio ante la Sala de Penal de la Audiencia contra los tres exconsejeros; los cabecillas de la trama, Francisco Correa y Pablo Crespo; y el responsable de Gürtel en Valencia, Álvaro Pérez, El Bigotes. Además, se sentarán en el banquillo otros altos cargos y funcionarios de la Generalitat en la etapa de Camps, como el exvicesecretario de Organización del PP valenciano y exdiputado autonómico David Serra.

Esta será la primera pieza de Gürtel que se juzgará en la Audiencia Nacional. Los imputados tendrán que responder por presuntos delitos de tráfico de influencias, prevaricación administrativa, falsedad en documento mercantil, falsificación en documento oficial y malversación de caudales públicos.

De la Mata explica que los acusados consiguieron la adjudicación y contratación irregular de numerosos contratos públicos sirviéndose de las "especiales relaciones que habían logrado establecer directamente o a través de terceros con autoridades y funcionarios públicos de la Generalitat valenciana". Con estos contratos, añade el juez, los acusados vieron satisfecho su propósito "lucrativo" y provocaron un "perjuicio para las arcas del erario público autonómico". El juez considera que los cabecillas de Gürtel actuaron "de modo concertado con autoridades y funcionarios públicos" y realizaron "toda una serie de actuaciones tendentes a vulnerar la aplicación de la normativa reguladora de la contratación pública y alterar los documentos necesarios para conseguir tal finalidad, siguiéndose otras piezas para la investigación del resto de adjudicaciones presuntamente delictivas".

La rama valenciana de Gürtel consta de seis piezas, una de las cuales (la referida a los contratos para el expositor de Valencia en Fitur) se está juzgando actualmente en el Tribunal Superior de Justicia de Valencia. Para las cinco piezas restantes, el Tribunal Supremo ha dictaminado que la competente para juzgarla en la Audiencia Nacional, ya que en esas causas no quedan aforados.

La investigación de la rama valenciana del caso Gürtel se inició en la Audiencia Nacional en febrero de 2009, fue asumida por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana en mayo de 2011, y a lo largo de 2014 el Supremo decidió que la competencia para juzgar cinco de las seis piezas es la Audiencia Nacional.

Más información