Gibraltar busca su bloque de hormigón

La policía del Peñón acusa a un pescador linense de robar del mar una de las moles que enfrentó a la colonia con España, mientras el portavoz de Vox posa en una foto con este

Leoncio Fernández, pescador de La Línea de la Concepción (Cádiz), tiene una cita este martes con la Royal Gibraltar Police. A las diez de la mañana debe presentarse en la Comisaría del Peñón para declarar como acusado. "Pero no pienso acudir. No tengo nada que decir", asegura el gaditano, detenido en octubre de 2015 por los agentes de la colonia, que lo consideran como uno de los autores de la extracción ilegal, en el verano de 2014, de uno de los bloques de hormigón que Gibraltar arrojó al mar en 2013 para generar un arrecife artificial. Una acción que reivindicó en ese momento Santiago Abascal, líder entonces de la ultraderechista Fundación para la Defensa de la Nación Española (Danaes) y actual portavoz de Vox. 

"Ni yo sé nada de ese bloque, ni yo conozco de nada a esa gente", afirma este lunes Fernández, pese a que hace dos años anunció a la prensa que, con ayuda de buzos profesionales, habían sacado una de estas moles de hormigón lanzadas al Mediterráneo. "Yo no participé en aquello. Es cierto que estuve allí porque me avisaron. Pero mi barco no se utilizó y se puede comprobar a través de su sistema de geolocalización", insiste el linense, expatrón mayor de la cofradía de pescadores del municipio gaditano, al que arrestaron hace tres meses tras personarse en la Comisaría.

"Mi hijo entró en Gibraltar con mi barco para repostar combustible. Una vez allí, varios policías subieron a bordo preguntando por mí. Entonces, supe que estaba en busca y captura", relata el acusado, que acudió pasados unos días a las dependencias policiales. "Y me detuvieron durante horas", apostilla, antes de explicar que le entregaron una notificación para que volviera este martes para declarar. Así lo confirman fuentes policiales británicas, que subrayan que la "investigación sigue abierta" y que aún se buscan a todos los responsables.

Mientras tanto, Santiago Abascal saca pecho de aquella actuación en las redes sociales. "En junio de 2014 sacamos [el bloque de hormigón] del fondo del mar para demostrar que era posible y para exigir una acción contundente del Gobierno español. Este sigue en nuestro poder", escribía en su perfil de Instagram, donde colgó la pasada semana a una fotografía en la que aparece subido encima del bloque, trasladado a una finca de España. Según afirma el portavoz de Vox, Gibraltar ha pedido a Interpol que "nos ponga en busca y captura". Un detalle sobre el que la Royal Gibraltar Police no ha querido pronunciarse.

El lanzamiento de 70 bloques de hormigón en la Bahía de Algeciras se tradujo en el verano de 2013 en un enfrentamiento entre las autoridades del Peñón y las de Madrid. El Gobierno de Mariano Rajoy acusó a Gibraltar de cometer un "delito medioambiental" y "violar el derecho internacional en aguas españolas" —aunque la colonia considera esas aguas como suyas—. Y los pescadores linenses denunciaron que la creación de este arrecife se hacía para impedirles faenar allí. A tal nivel llegó la tensión que agentes de la policía del Peñón y pescadores españoles se encararon en mitad de la Bahía. Un año después, la fundación ultraderechista anunciaba que había extraído uno de esos bloques para revindicar la "españolidad" de este territorio.

Más información