Selecciona Edición
Iniciar sesión

Sánchez: “El referéndum en Cataluña forma parte del pasado”

El secretario general del PSOE cree que "una fractura no se puede responder con otra"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, considera que la exigencia de la celebración de un referéndum en Cataluña, que Podemos reclama a cambio de su apoyo para que los socialistas formen Gobierno, ha quedado obsoleta. "Una fractura no se puede responder con otra fractura y el referéndum forma parte del pasado, los independentistas van a por todo", ha insistido este lunes en una entrevista en la Cadena SER. "Podemos tiene que decir si está de acuerdo en respetar la legalidad. El referéndum no viene recogido. El Constitucional dice que un referéndum es anticonstitucional y, en términos políticos, la sociedad catalana ya votó en las elecciones [de septiembre]", ha abundado Sánchez, para el que en Cataluña "una parte de la población ha abrazado el independentismo fruto de la frustración con la democracia y los recortes".

Sánchez no favorecerá la formación de un Gobierno del PP, lo que requeriría la abstención de los diputados socialistas. "Cuatro años más del PP agravarían la confrontación, por eso es más urgente que nunca un cambio en España. Lo hacemos por el convencimiento de que España necesita cambiar. Respeto los tiempos de Mariano Rajoy, y si no lo consigue, yo voy a asumir la responsabilidad y tender la mano a derecha e izquierda para encontrar un Gobierno progresista", ha indicado Sánchez.

Desde distintos sectores se traslada la idea de que el PSOE debería permitir un Gobierno del PP, en aras a la estabilidad. "Esta legislatura de mayoría absoluta del PP ha habido un absoluto vacío de poder. En España hay muchísimas crisis, como la de la falta de oportunidad de la gente joven, la falta de confianza en las instituciones, la corrupción... Tienen que ser respondidas por un nuevo Gobierno. La fortaleza no solo se mide en escaños", ha apostillado el dirigente del PSOE, que ha pedido a Rajoy que apoye la reforma de la Constitución "también si está en la oposición". En este sentido, ha destacado que "algunos dirigentes en Cataluña del PP ya defienden una reforma" de la Ley Fundamental.

El candidato socialista en las elecciones del 20-D rechaza el apoyo que Artur Mas insinuó el domingo a su partido en caso de buscar la formación de Gobierno: "No voy a buscar ese escenario; a mi juicio, los independentistas están más por no encontrar soluciones".

Sánchez ve el acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP como "un autoengaño, una deriva a ninguna parte que va a provocar mayor fractura y frustración en la sociedad catalana". "Hay que trasladar a la sociedad serenidad, firmeza y diálogo. Va siendo tiempo de que encontremos una solución dialogada y por eso defendemos la reforma constitucional, que entra dentro de la legalidad", ha abundado el dirigente socialista, que ha recordado que en las elecciones catalanas de septiembre "el 52% de los catalanes votó no a la independencia".

El socialismo andaluz

Sobre las diferencias dentro del PSOE, donde los principales barones territoriales cuestionaron su liderazgo a finales de diciembre tras la pérdida de millón y medio de votos y de 20 escaños —los socialistas se quedaron en 90, en su peor resultado en unas generales—, Sánchez ha restado trascendencia a las turbulencias internas. "La izquierda es deliberación, democracia", ha afirmado, tras rechazar que Susana Díaz aspire a sustituirle. "Ella tiene un copromiso con Andalucía. Pese a que hemos tenido debates intensos en el Comité Federal, siempre me he sentido respaldado por el socialismo andaluz", ha zanjado.

 "Hay que asumir responsabilidades, llevo 18 meses como secretario general. Después de cuatro elecciones hemos recuperado muchísimo poder institucional. No se puede mirar el éxito o fracaso político con la misma perspectiva de escaños respecto al pasado".

"Los congresos del PSOE son un valor, no una lucha interna. los tiempos del PSOE son los tiempos de los españoles. A partir de ahí, yo he anunciado que me presentará a la elección como secretario general. nuestro partido no es el dedazo, no son liderazgos mesiánicos", ha insistido Sánchez, que ha anunciado que el Comité Federal será convocado el 30 de enero.

El líder de los socialistas ha destacado el talante de Patxi López, al que el PSOE propone para presidir el Congreso. Si lo consigue, será el primer presidente de la Camara que no pertenece al partido más votado. "Patxi López representa el cambio que necesitan las Cortes Generales. Trasciende la figura partidista, tiene capacidad de diálogo", ha aseverado Sánchez del exlehendakari y actual secretario de Acción Política y Ciudadanía de su partido.

Lo que no está tan claro es que el PSOE vaya a apoyar la presencia de cuatro grupos parlamentarios vinculados a Podemos, que quiere contar con el suyo propio y cohabitar con Podem en Comú (Cataluña), Compromís (Comunidad Valenciana) y En Marea (Galicia). "Es muy complicado, el Congreso no es una cámara territorial, por eso hay que reformar el Senado para que sea una cámara territorial. Negociar es ceder, pero dentro del reglamento", ha observado Sánchez. La Ejecutiva socialista recuerda que el PSC, su "partido hermano" en Cataluña, no ha contado con grupo propio. El mismo López señala, en una entrevista publicada este lunes por EL PAÍS, que "las normas son iguales para todos".

Por último, sobre el inicio del juicio del caso Nóos, el secretario general del PSOE ha afirmado que "la justicia es igual para todos y, en consecuencia, la justicia actúa".

Más información