Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Podemos desoye la oferta socialista de una “coalición de izquierdas”

Bescansa: "Tenemos la sensación de que el PSOE ha pactado con el PP constituir una gran mayoría en la Mesa del Congreso"

Podemos desoyó este viernes la oferta del líder del PSOE, Pedro Sánchez, para buscar una alternativa al Gobierno de Mariano Rajoy. La formación que lidera Pablo Iglesias no entró a valorar la hipótesis de una negociación porque esa circunstancia, aseguró Carolina Bescansa, no se ha dado todavía. La responsable del programa electoral y cofundadora del partido se refirió a las conversaciones sobre la formación de la Mesa del Congreso para agitar el fantasma de la “gran coalición” y afirmó: “Tenemos la sensación de que el PSOE ha pactado con el PP para constituir una gran mayoría en la Mesa del Congreso”.

El diálogo sobre la composición del órgano de gobierno de la Cámara baja es el primer gran banco de pruebas de las relaciones entre los socialistas y Podemos. Y, de momento, cuando faltan cinco días para que se constituyan las Cortes, no se han producido avances significativos. El partido de Iglesias ha puesto sobre la mesa la condición, “irrenunciable” para negociar su apoyo a un presidente del Congreso del PSOE: que las alianzas con las que concurrió a las generales en Cataluña, Comunidad Valenciana y Galicia tengan grupo parlamentario propio. Esta exigencia ha frenado la hipótesis de un primer acuerdo.

Las Mareas piden que haya referéndum también en Galicia

Los seis diputados de En Marea, la candidatura gallega que aglutina a Podemos, Anova y las Mareas, recogieron este viernes su acta en el Congreso con dos mensajes, muy nítidos, que reflejan las líneas maestras de su proyecto. Los parlamentarios defendieron el “derecho a decidir” para Galicia y exigieron la concesión de un grupo propio en la Cámara baja. “Defenderemos un proyecto político que garantice el bienestar de las mayorías sociales y entendemos que Galicia es un sujeto político propio que como nación periférica del Estado tiene necesidades y derechos específicos, entre ellos el derecho a decidir”, afirmó Alexandra Fernández, portavoz de la alianza. Esta diputada por Pontevedra evitó hablar de líneas rojas, en referencia al referéndum catalán, y atribuyó al PSOE las responsabilidades. “La línea roja está en que el PSOE está dividido en dos. Hay una parte del PSOE que apoyaría ese referéndum”, opinó.

También se mostró firme sobre la exigencia de tener grupo parlamentario propio, un punto del programa en el que En Marea hizo hincapié durante la campaña electoral. “No cabe otra opción que la de que En Marea vaya a tener grupo propio en el Congreso. Eso es lo que está encima de la mesa y no entendemos otra posibilidad”, afirmó. La candidatura fue la segunda fuerza más votada en Galicia el 20-D y recuerda que esos resultados “por primera vez permiten crear grupo parlamentario gallego propio”. “Ahora es el PSOE el que tiene que decidir entre darle continuidad a las políticas antisociales del PP o recuperar su proyecto socialdemócrata y asumir el derecho a decidir de los pueblos”, agregó.

Mientras tanto, En Comú Podem, la confluencia catalana impulsada por Ada Colau se reafirmó en la consulta. “Podemos no puede renunciar al referéndum catalán para llegar a negociaciones. No vamos a prescindir de nuestros principios ni a las propuestas a las que se ha llegado en campaña electoral”, recalcó este viernes Xavier Domènech, líder de la lista, informa Àngels Piñol.

Bescansa evitó este viernes referirse a lo que ocurra después, es decir, a las conversaciones para negociar la investidura de Pedro Sánchez, que el jueves lanzó desde Lisboa la oferta de un acuerdo de las fuerzas progresistas para desbancar al PP, bautizado pacto a la portuguesa, que el pasado noviembre permitió al socialista António Costa formar gobierno. Sin embargo, en declaraciones en el Congreso de los Diputados, donde tomó posesión de su acta, acusó a los socialistas de tener decidido un pacto con los populares. Lo hizo en repetidas ocasiones. “No estamos hablando de líneas rojas sino de plantear propuestas”, afirmó. “Hasta el momento, el PSOE no ha traído ni una sola propuesta sobre la que empezar a negociar. Por tanto, da la sensación de que ha tenido que establecer algún tipo de acuerdo con otras formaciones”.

Compromisos previos

En ningún momento, se dio por aludida ante la oferta del secretario general de los socialistas. “Todavía no se ha establecido ninguna conversación para la conformación de una mayoría de gobierno alternativa al PP, por tanto estamos muy lejos todavía de ese escenario”, insistió. “Lo que sí estamos negociando ahora mismo es la composición de la Mesa, y da la sensación de que hay un acuerdo entre el PP y el PSOE. No es normal llegar a una negociación donde solamente se propone lo que uno quiere pero no se dice lo que ese está dispuesto a dialogar”.

Con respecto a ese punto, Bescansa recordó este viernes que el margen de maniobra de Podemos para el diálogo está condicionado al programa electoral. Tanto sobre la constitución de los grupos parlamentarios de En Comú Podem, Compromís-Podemos y En Marea, como sobre la celebración de un referéndum en Cataluña. “Tenemos un compromiso con nuestro programa electoral”, dijo. “Hemos establecido el compromiso de que existan garantías constitucionales” para “el derecho a decidir”. “Hay partidos que después de las elecciones olvidan su programa. No es el caso de Podemos”.

No obstante, la también secretaria de Análisis Político y Social de Podemos trató de colocar la pelota en el tejado de Pedro Sánchez. “Para que haya una negociación”, agregó, “tiene que haber alguien que ofrece y alguien que cede”. “No parece verosímil decir que esto sea una negociación. Nosotros lo que sabemos solo es que el PSOE quiere presidir la Mesa del Congreso de los Diputados. Los grupos también som un compromiso previo. Queremos escuchar la propuesta del PSOE, cuál es la propuesta negociadora del PSOE”, zanjó.

Desde el pasado 20 de noviembre, Podemos no ha comunicado todavía un no rotundo a Pedro Sánchez, pero prácticamente todos los contactos mantenidos hasta ahora, aunque cordiales, no han surtido efecto. Desde la conversación de Nochevieja, calificada por Iglesias de “altamente decepcionante”, se han reunido en varias ocasiones la propia Bescansa y Auxiliadora Honorato, secretaria de Acción Institucional de Podemos, con el dirigente socialista Antonio Hernando.