Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Cae una red que explotó sexualmente a 60 mujeres en Málaga y Granada

La policía ha detenido a 11 personas por obligarles a mantener relaciones sexuales

La policía ha desarticulado una red que explotaba sexualmente a más de 60 mujeres en clubes de alterne de Málaga y Granada tras detener a 11 personas. Las víctimas eran forzadas a mantener relaciones sexuales con los responsables de la organización para poder trabajar en los clubes, así como a consumir sustancias estupefacientes para "aguantar las largas jornadas

de explotación a las que eran sometidas", según ha informado la policía en un comunicado.

La investigación comenzó hace un año cuando los agentes tuvieron conocimiento de que en diferentes clubes de la Costa del Sol y Granada se obligaba a mujeres extranjeras a ejercer la prostitución, y les condujo hasta una organización formada mayoritariamente por ciudadanos españoles y sudamericanos que gestionaba tres clubes.

Las jóvenes explicaron a los agentes que habían aceptado el trabajo por su precaria situación económica, pero que, una vez en los clubes, los responsables les habían impuesto unas condiciones abusivas, ya que tenían que trabajar todos los días en jornadas interminables y debían entregar todo el dinero obtenido por sus servicios.

Todas ellas manifestaron que habían sido obligadas a mantener relaciones sexuales con los integrantes de la organización, tanto para lograr una plaza en los clubes como para conservarla posteriormente. Según las pesquisas policiales, los responsables de los clubes trasladaban constantemente a las mujeres de un local a otro para variar la oferta a sus clientes, al tiempo que evitaban que ellas se fueran a trabajar a otros clubes rivales.

La policía ha llevado a cabo cuatro registros, tres en los clubes de alterne y uno en el domicilio de uno de los investigados, en los que se ha identificado a más de 60 mujeres víctimas de la trama y se han intervenido 20.000 euros en efectivo, diversa documentación, dispositivos electrónicos y estupefacientes. La operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, puesto en marcha en 2013.

Más información